Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Sábado 16 de Febrero 2019

Sábado 16 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

¿Tienes más hambre? Es culpa del frío

Foto: Pixabay Foto Capital Media
|
16 de Diciembre 2017
|
Incluye bebidas calientes y semillas en tu dieta

Quizá durante los últimos días has tenido una mayor sensación de hambre,  te la pasas comiendo botanas, galletas, cacahuates, etc., antes de la comida, y lo peor, acabas de comer y sigues teniendo hambre.

Pues bien, hay una explicación, esto se debe a que cuando hay un  descenso de la temperatura el consumo energético del cuerpo aumenta.

Según un artículo del portal O’Globo, cuando la temperatura ambiente es menor que la corporal, el organismo trabaja más para calentarse por lo que gasta más energía y necesita más nutrientes.


Seguramente hasta ahí todo bien, pero te seguirás preguntando el motivo por el que sientes mayores impulsos de consumir alimentos calóricos y pesados, ricos en carbohidratos debido a que son fuente de energía.

Pero el deseo de comer no sólo es impulsado por la necesidad fisiológica de reponer energía, también proviene de la necesidad mental de ingerir alimentos calientes que reconfortan y mantienen el calor en el cuerpo.

Este fenómeno se llama termogénesis y es producido por el aumento de temperatura que se produce al comer, así entre media y una hora pasada después de comer, tu cuerpo produce 10% más de calor en comparación con el que contaba tu cuerpo con el estómago vacío.

La sensación de calor tras comer se debe a la liberación de energía durante la digestión, ya que la comida no sólo aporta calorías sino también aumenta la producción de calor.

No eres tu, es tu cerebro.

Cuando comienza el invierno, tendemos a cambiar las actividades cotidianas, incluso, algunas personas dejan de practicar actividades físicas y practicar ejercicio, este fenómeno conocido como desorden afectivo estacional se produce porque los neutransmisores cerebrales también tienen cambios que producen más ganas de comer mayores cantidades de carbohidratos.

Pero cuidado, es normal que con el frío dé más  hambre, pero no por ello debemos descuidarnos, pues puede ser que al final acabemos con varios kilitos de más Lo más recomendable es que incluyas en tu dieta infusiones calientes, como sopa y café; como colaciones lo más recomendable son las semillas que brindan la sensación de saciedad.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Monjas roban medio millón de dólares para jugar en Las Vegas [Leer más]

Tips para perder más peso mientras corres [Leer más]

Confirmada la Expo Tuzocón 2019 [Leer más]

Conoce los 10 disfraces más populares para Halloween [Leer más]

Recomendados