Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Miércoles 20 de Febrero 2019

Miércoles 20 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Los riesgos por beber alcohol adulterado

Foto: Cuartoscuro Foto Capital Media
Autor
|
11 de Julio 2017
|
Duda de la calidad de la bebida si su precio es mucho menor a los oficiales

Inflamación de la retina, diálisis e incluso la muerte, son riesgos a los que lleva el consumo de alcohol adulterado, del que en 2017 se aseguraron 87 mil 266 litros por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

De acuerdo al académico de la Universidad del Valle de México (UVM), Enrique García Azuara, entre el “adulterante más común está el alcohol metílico o metanol, en lugar del alcohol etílico o etanol, que es el que normalmente se toma”.

Indicó que cuando se toma lo que parece ser un whisky, tequila, brandy, aguardiente o cualquier bebida de sabor intenso, por el sabor no es posible distinguir un alcohol legítimo de uno adulterado, especialmente si se mezcla con refrescos u otros diluyentes.

A este respecto, el comisionado de Fomento Sanitario de la Cofepris, Jorge Antonio Romero Delgado, señaló que sí se ha llegado a detectar la adulteración del alcohol etílico con metanol, sustancia que tiene otros usos, pero que “para el organismo es totalmente dañino”.

Cierran 12 locales por venta de alcohol a menores

En este sentido, el especialista de la UVM, García Azuara, precisó que este tipo de alcohol se llega a utilizar en anticongelantes, en líquidos limpiaparabrisas o para limpiar elementos electrónicos, entre otros usos.

Pero al consumirlo, el organismo intenta eliminarlo y se empieza a sentir un dolor intenso de cabeza, náuseas, taquicardias, problemas de respiración, vómitos, “y luego viene lo peor: inflamación de retina que puede derivar en ceguera, o en dos o tres días estar muerto”, dijo.

Puntualizó que el metanol es muy fuerte y agresivo para el organismo, pero dentro de las primeras cinco o seis horas se puede realizar un lavado gástrico, “y si te pasas de esas seis horas, lo conveniente es hacer una diálisis, es decir, purificar la sangre, porque es un alcohol que no se puede metabolizar”.

Para evitar estos riesgos a la salud, la Cofepris realiza de manera permanente, en conjunto con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y las procuradurías General de la República (PGR) y Federal del Consumidor (Profeco), una estrategia de vigilancia sanitaria contra las bebidas irregulares en fábricas y centros de distribución, puntos de venta y centros de consumo.

Durante 2016 y lo que va de 2017 se han realizado 16 operativos contra estas bebidas en los estados de México, Jalisco, Veracruz, Hidalgo, Puebla, Quintana Roo y Chiapas, con casi 41 mil litros de alcohol incautados en Aguascalientes y poco más de nueve mil 600 litros en Veracruz.

Por ello, la Cofepris exhorta a la población a comprar las bebidas en lugares formalmente establecidos, evitar los tianguis y puestos de venta ambulantes, dudar de su calidad si tiene un precio claramente menor a los oficiales y revisar que la botella que se va a consumir no contenga sedimentos o algún tipo de materia extraña a la naturaleza del producto.

Además recomendó fijarse muy bien en las etiquetas del producto, que éstas se encuentren en buen estado, que los hologramas y marbetes estén bien pegados, y de ser posible, destruir la botella para evitar su reutilización.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Los excesos de los mexicanos en el Guadalupe-Reyes [Leer más]

El alcohol podría acabar con la fiesta [Leer más]

Remedios para evitar la terrible "cruda" [Leer más]

Alcohol y volante, peligrosa combinación [Leer más]

Recomendados