Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

¿Y si se nos quedáramos sin presidente?

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 4 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Adolfo Ruiz Cortines fue postulado por el PRI como su candidato presidencial el 14 de octubre de 1951, cuando estaba a dos meses y medio de cumplir 62 años, ya que nació en 1890.

En 1951, la esperanza de vida al nacer de un hombre mexicano era de unos 47 años, lo que significa que don Adolfo ya rebasaba por 15 años esa edad. Es más, si tomamos en cuenta que se estima que la expectativa de vida de un niño nacido entre 1893 y 1910 era de 23 años, el candidato había vivido 38 años más de lo esperado.

Por esto no debe extrañarnos que la gente de aquella época dijera que era “un viejito” y muchos dudaran que concluiría su sexenio.

Ruiz Cortines no sólo llegó vivo al final de su sexenio, en 1958, sino que vivió 15 años más para morir a los 83 años en 1983.

Hoy, cuando uno de los candidatos tiene 64 años y tendrá 65 al asumir la Presidencia en caso de ganar la elección del 1 de julio entrante, de nueva cuenta surge en muchos la preocupación de que el próximo Presidente de la República no pueda concluir su sexenio, sea por incapacidad o muerte. Ese candidato es el morenista Andrés Manuel López Obrador, quien ha padecido dos infartos, es hipertenso y supuestamente padece una deformación en la columna vertebral que le provoca un dolor crónico que sólo puede ser controlado mediante el uso de analgésicos muy potentes, entre los cuales podría haber algunos opiáceos.

En nuestro país el estado de salud de los presidentes no ha sido tema de preocupación porque la mayoría llegaron al cargo antes de cumplir los 50 años, cuando eran jóvenes y vigorosos. Y aún después de esta edad, algunos mostraban una gran vitalidad, como López Portillo y Fox.

Desde el fin de la Revolución, éstas eran las edades que tenían los presidentes al sumir el poder: Álvaro Obregón (40), Plutarco Elías Calles (47), Emilio Portes Gil (37), Pascual Ortiz Rubio (55), Abelardo Rodríguez (43), Lázaro Cárdenas (39), Manuel Ávila Camacho (43), Miguel Alemán (43), Adolfo Ruiz Cortines (62), Adolfo López Mateos (48), Gustavo Díaz Ordaz (54), Luis Echeverría (48), José López Portillo (56), Miguel de la Madrid (48), Carlos Salinas (40), Ernesto Zedillo (43), Vicente Fox (58), Felipe Calderón (44), Enrique Peña Nieto (46). Edad promedio de los 19: 47 años.

Al decidir por quién votar, los ciudadanos haríamos bien en considerar la salud de cada candidato. En caso de que el que resulte electo quede incapacitado o muera en el cargo, el impráctico Artículo 84 de la Constitución establece lo que debe hacerse para elegir a quien lo sustituya.

Si llegase a faltar el próximo presidente, sea quien sea éste, el país enfrentaría una crisis monumental resultante de la división política que existe.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

¿La cuarta transformación?

Hace 3 semanas
Vladimir Galeana

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... ...

Hace 3 semanas
Carlos Ramirez

El mito de la juventud de nuestro país

Hace 4 semanas
Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy

Con ACME o sin ACME… seguiremos igual

Eduardo Ruiz-Healy