Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / Por Sentido común

¿Se acuerdan del penalti de “Murba”?

Edmundo Pineda López
Edmundo Pineda López correo2345@correo.com
Hace 2 años
Facebook Twitter Whatsapp

En el historial de los Tuzos del Pachuca, hay un dato poco grato que se quedó para los anales del futbol local.

Cuando ese equipo era mucho menos comercial que el de ahora, su desempeño era más o menos similar al de los Cementeros del Cruz Azul, pues a los Tuzos se les denominó como el “ya merito”, cuando estaban en la segunda división y jugaban en el estadio Revolución.

Este equipo, propiedad de José Luis Villuendas, estuvo a punto de ascender a la primera división del futbol mexicano en 1991, de no ser porque en el tercer partido de la final, que Pachuca jugó contra el Atlante, ocurrió una “tragedia”.

En la ronda de finales, el entonces joven futbolista, Alejandro Tejada Murbartian, falló un penal contra el Atlante, que de haberse convertido en gol, habría colocado a los Tuzos en la división primera.

Así, como el futbol es pasión y para muchos otros una especie de religión, el joven promesa “Murba”, comenzó a cargar, desde esa vez y para siempre, una serie de reproches por parte de la afición, y quienes lo recuerdan llevan el legendario asunto a las acaloradas charlas de sobremesa.

Si aquel partido se vendió o no, es asunto que no me consta, como tampoco me constan los señalamientos de presumible corrupción en el futbol mexicano, cuando se habla que los triunfos o las derrotas son producto de una negociación fuera de la cancha.

Luego de casi 20 años, el Pachuca ascendió a la primera división cuando Adolfo Lugo gobernaba y, a iniciativa de este mandatario, es que se construyó el estadio Hidalgo, que no huracán.

Durante el sexenio murillista no hubo glorias para los Tuzos y fue hasta el periodo del actopense Núñez, cuando el Pachuca se coronó en dos ocasiones.

Luego, la camiseta del Pachuca sumó tres estrellas en los años en que Miguel Osorio era el mandatario estatal.

Si las cosas, esta vez, no ocurren

“Murba”, un equipo Pachuca, integrado en su primer cuadro por futbolistas jóvenes, podría dar al saliente sexenio de Francisco Olvera su primera estrella, tal vez el domingo.

Hoy, en una nueva edición de la final el balón estará corriendo en casa, ojalá que el campeonato verdaderamente se defina en la cancha, sin olvidar, claro, que el futbol es un asunto de empresas.

 

 

ALA

 

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN
Por Sentido común / Edmundo Pineda López

Defender los Tenangos

Hace 1 mes
Edmundo Pineda López
Por Sentido común / Edmundo Pineda López

Cerdeira, ayer y hoy junto a Fayad

Hace 1 año
Edmundo Pineda López
Por Sentido común / Edmundo Pineda López

Se derrotó al abstencionismo

Hace 2 años
Edmundo Pineda López
Por Sentido común Seguir Leyendo>
Edmundo Pineda López

¿Se acuerdan del penalti de “Murba”?

Edmundo Pineda López