Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / Por Sentido común

Tiempos de democracia

Edmundo Pineda López
Edmundo Pineda López correo2345@correo.com
Hace 2 años
Facebook Twitter Whatsapp

Confinar la democracia a campañas, proselitismo, espectaculares, publicidad de partidos o candidatos es, indudablemente, un grave error.

La democracia, significa mucho más, debe ser un estilo de vida, donde la inclusión y la pluralidad, sean, entre otros, los ejes rectores para la convivencia entre los individuos de una sociedad.

Es evidente, como muchos lo han reconocido, que en el mundo no hay democracias perfectas; sin embargo, son muchas las naciones que se dirigen hacia ese propósito, que al menos, por ahora, parece lejano.

En Hidalgo, se vive desde diciembre de 2015 un proceso que, sobre reglas electorales, pretende afianzar nuestro sistema democrático para elegir gobernantes.

Algunos la han denominado como “la madre de todas las elecciones”, para otros, es un proceso concurrente, en el que habrán de elegirse gobernador del estado, diputados locales y presidentes municipales.

Sin embargo, para muchos más, las elecciones en puerta, representan casi nada o muy poco, pues al manifestarse apartidistas o apolíticos, dejan que, los más involucrados tomen las decisiones más importantes.

De acuerdo a los tiempos de las elecciones en marcha, este día, oficialmente, inicia el periodo de proselitismo, etapa durante la cual, los aspirantes a un cargo de elección popular saldrán en busca de la aceptación, simpatía y votos de los ciudadanos, sufragios que les permitan acceder al poder como gobernantes.

En el proceso de renovación del Poder Ejecutivo de la entidad, cinco son los aspirantes que estarán tocando las puertas de la población votante, labor que habrán de desarrollar, al menos, durante dos meses junto a sus equipos de campaña.

Es cierto que las elecciones, muchas veces despiertan el interés social y otras tantas hacen que los ánimos de los electores se “calienten”.

Si las reglas establecidas para estas elecciones, se respetan por parte de todos los actores, que buscan a su favor la voluntad popular en las urnas, dos cosas habrán de ocurrir.

Primero, que los abanderados de cada partido asuman su rol de adversarios, y no de enemigos, antes de buscar mediante la violencia verbal o física, inhibir el voto de los ciudadanos.

Y segundo, deben tratar de derrotar al abstencionismo, que en realidad, refiere el desencanto social hacia muchos actores políticos, que para encumbrarse, empeñaron su palabra en la “esperanza”, misma que no ha muerto, pero que tampoco termina de llegar.

 

 

 

JAMM

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

¿La cuarta transformación?

Hace 2 semanas
Vladimir Galeana

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... ...

Hace 2 semanas
Carlos Ramirez

El mito de la juventud de nuestro país

Hace 3 semanas
Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy

Con ACME o sin ACME… seguiremos igual

Eduardo Ruiz-Healy