Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / Por Sentido común

Otra vez el efecto cucaracha

Edmundo Pineda López
Edmundo Pineda López correo2345@correo.com
Hace 10 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Aunque el discurso oficial de la autoridad local manifieste una postura, los hechos de sangre ocurridos el fin de semana en Tizayuca, impactan de forma negativa en el escenario de la seguridad. Nuevamente es la franja colindante entre Hidalgo y el Estado de México donde surge el conflicto, y aunque las autoridades de justicia pretendieron guardar el sigilo que la investigación obliga, una representante popular dio su versión en torno a lo ocurrido.

La diputada Leticia Cuatepotzo, entrevistada al término de la sesión legislativa de este martes, habría manifestado que lo sucedido en Tizayuca, obedece a un ajuste de cuentas entre bandas involucradas con la delincuencia organizada.

Acreditaciones personales, encontradas en el lugar de los hechos, permitieron identificar que los involucrados son personas originarias de otros estados, pero no oriundas de Hidalgo.

Calificado en principio, como un hecho aislado, este crimen deja lugar a una serie de dudas, pues si bien, las personas involucradas presumiblemente eran originarias de Tlaxcala y del Estado de México, habría que preguntarse en que lugar o lugares fincaron sus bases de operación.

Porque, si bien es cierto que el consumo de sustancias prohibidas no es delito, el fenómeno parece estar en el contexto de una línea creciente, tanto en el centro de Tizayuca, como en las comunidades colindantes entre Hidalgo y el Edomex.

Como sabemos, son miles las personas que pertenecen al segmento de población “flotante”, que originarias de otros estados, decidieron trasladarse a pernoctar en la periferia de ese municipio hidalguense, aunque sus actividades cotidianas aún las realizan fuera del estado.

Las primeras investigaciones, arrojaron que al menos tres de los jóvenes asesinados hacían laborales de narcomenudeo, actividades que tampoco se pueden considerar como aisladas, pues en ese municipio, es secreto a voces de como y donde se expenden esos productos.

Este mismo año, 11 personas fueron asesinadas por causa similar en Tizayuca, un líder sindical fue baleado y muerto a la puerta de su casa, y el cuarto de un motel fue la trampa donde acuchillaron a cuatro personas.

En este contexto, es que la coordinación en materia de seguridad, entre todos los niveles y las dos entidades federativas, debe llegar a un punto que, con resultados, genere confianza a los habitantes de esta franja colindante, pues la percepción de quienes viven en Tizayuca, Tecámac o Temazcalapa, es que las cosas podrían ser más difíciles, porque hay familias que viven con miedo, a pesar de que los hechos se circunscriben a la delincuencia organizada.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Edmundo Pineda
MÁS DE OPINIÓN

Martí Batres Guadarrama

Hace 13 horas
Vladimir Galeana

¿La cuarta transformación?

Hace 3 semanas
Vladimir Galeana

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... ...

Hace 3 semanas
Carlos Ramirez
Eduardo Ruiz-Healy

El mito de la juventud de nuestro país

Eduardo Ruiz-Healy