Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Lunes 24 de Junio 2019

Lunes 24 de Junio 2019

UnidadInvestigación
| | |

Movimiento ciudadano y la gula política

Foto Capital Media
|
27 de Diciembre 2017
|

Sin que inicien todavía las campañas electorales, de los que aspiran a convertirse en presidente de la República, investirse como senador o percibir una jugosa dieta como diputado federal o local, las diferencias ya iniciaron entre los partidos.

El autodenominado Frente Ciudadano, que finalmente nada tuvo de ciudadano, se convirtió en la plataforma perfecta, para que el “cerillo”, como dicen a Ricardo Anaya, “agandallara” a sus aliados con la candidatura presidencial.

Así como sucedió con el queretano panista, los dirigentes de los partidos “grandes” hicieron lo mismo con la repartición de candidaturas a curules y escaños, por ello es que en Hidalgo, Movimiento Ciudadano, franquicia electoral a cargo del Grupo Universidad, decidió romper con el frente, abandonar el proyecto común y, buscar por esa vía, el acceso a espacios de representación. I

nicialmente, los líderes del frente opositor a Andrés Manuel López Obrador y al Partido Revolucionario Institucional, determinaron que en Hidalgo, sólo uno de los siete distritos, sería abanderado por el también conocido como Movimiento Naranja.

Esa decisión de ninguna forma gustó al de Acaxochitlán, que es por ahora el líder fáctico de Movimiento Ciudadano.

Era de esperarse que su “gula” política, le llevaría a exigir más espacios dentro del frente opositor, algo que no gustó ni permitieron los dirigentes de los partidos de la Revolución Democrática y de Acción Nacional.

Más claro, ni Asael Hernández, ni José Guadarrama, líderes reales de los blanquiazules y los aurinegros, permitirían margen mayor a Gerardo Sosa, pues de haber cedido, su fortaleza al interior del frente habría sido vulnerada, con la consecuente pérdida de espacios en campaña.

Así, al acotar a Sosa, es que los líderes panistas y perredistas leyeron las implicaciones, no rumbo a la elección, sino los números que ésta arroje y las consecuentes diputaciones plurinominales, que posiblemente logren tras la contienda.

Más claro, como PAN y PRD saben que la fuerza de Movimiento Naranja es la más baja de todas las expresiones políticas, es que obligaron a su concesionario en Hidalgo a hacer un trabajo real e intentar ganar representaciones “con el sudor de su frente”.

Sin embargo, lo grave no radica en la disputa interna que libran los mercenarios de la democracia, el problema real, estriba en la corrupción que podría generarse en los días por venir.

Porque nada, absolutamente nada, garantiza que la Autónoma de Hidalgo vaya a ser utilizada como “caja chica” de Movimiento Ciudadano, con el fin, insisto, de saciar la “gula” política del Grupo Universidad.

 

licpinedalopez@gmail.com

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

Tuzobús, entre conflictos: Semot [Leer más]

Frenar recorte a estancias: PRD [Leer más]

Entrega Fayad apoyos en la Huasteca [Leer más]

Hidalgo aún no cuenta desaparecidos tras explosión en ducto [Leer más]

Recomendados