Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

Miedo o Meade

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 5 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Sin lugar a dudas la elección presidencial tendrá muchos capítulos azarosos, tranquilos, alarmantes, altisonantes y hasta desgastantes, porque hasta ahora la estrategia de cada una de las fuerzas políticas ha consistido en controvertir a los de enfrente, buscando bañarlos de lo que se pueda con tal de modificar o reafirmar percepciones y ganar adhesiones al costo social que sea, aunque éste se vea reflejado en la separación de los diversos sectores sociales en todo el territorio nacional, pues ya habrá tiempo par restañar heridas y reparar el daño en el tejido social.

El Movimiento Regeneración Nacional, como se denominó al partido construido para que López Obrador fuera candidato presidencial por tercera vez, solicitó al Instituto Nacional Electoral evitar la difusión de los spots del Partido Revolucionario Institucional en contra de su candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, y donde se incluye la frase “Elige miedo o Meade”.

En otros casos esto no tendría nada de malo, pero como dicen por ahí, quien la busca la encuentra. Durante muchos años el tabasqueño se ha dedicado a epitetar a tirios y troyanos con toda suerte de apodos y calificativos, pero sobre todo señalándolos como parte de la “mafia del poder” surgida de sus estrategias de desgaste hace ya bastante tiempo, y hasta ahora no ha sido cuestionado por nadie, por lo que me parece que como dicen por ahí ahora que los tricolores le salieron respondones, “no aguanta nada”.

Como también señala el argot popular, “el que se ríe se lleva”, y mira que a sus burlonas referencias cargadas de odios y dicterios nunca recibió reclamos.

Como siempre lo repite, “no son iguales”, y tiene mucho de razón porque la militancia entre el Movimiento Regeneración Nacional y los tricolores no tiene mucho en común, más que el resentimiento social que el propio Andrés Manuel López Obrador ha sembrado durante muchos años combatiendo al sistema de partidos aunque siempre haya vivido de él.

Que no le haya gustado la estrategia lanzada por aquellos con los que alguna vez caminó habla de intolerancia y de pretender manipular las decisiones de la autoridad electoral que todo le ha permitido y aceptado. La denominada “mafia del poder” ha encontrado un camino que no le gusta al señor López, y hará todo lo que pueda con tal de que cesen con esa estrategia del miedo que en anteriores ocasiones las propias autoridades electorales detuvieron.

Las cosas han cambiado y los tiempos que vivimos son distintos que hace seis años. López Obrador tendrá que aguantar vara y tomar una sopa de su propio chocolate, aunque también habrá que esperar la contraofensiva que seguramente será más agresiva y denostativa. Las campañas son así, de lo que se trata es de ensalzar a los afectos y desgastar a los desafectos. Después de tantos dicterios que el propio Andrés Manuel López Obrador ha lanzado durante años a sus adversarios, por, primera vez acude a solicitar ayuda. ¿Será que las últimas encuestas lo tienen preocupado? “Miedo o Meade” le ha dolido mucho al tabasqueño. Al tiempo.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

¿La cuarta transformación?

Hace 2 semanas
Vladimir Galeana

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... ...

Hace 2 semanas
Carlos Ramirez

El mito de la juventud de nuestro país

Hace 3 semanas
Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy

Con ACME o sin ACME… seguiremos igual

Eduardo Ruiz-Healy