Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

Magisterio hidalguense, ¿con el PRI o con Morena?

Edmundo Pineda López
Edmundo Pineda López correo2345@correo.com
Hace 11 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Para todos los partidos políticos, a excepción de Nueva Alianza, hacer coalición con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) resulta una especie de mal necesario.

El razonamiento de las cúpulas políticas es claro, saben que al SNTE no lo pueden tener en condición de amigo, pero tampoco lo quieren de enemigo, por eso es que la clase política conserva a esa expresión, que aún mantiene las prácticas del “charrismo sindical”.

La salida de la chiapaneca Elba Esther Gordillo, exlideresa del SNTE, que abandonó la cárcel mucho antes de cumplir su condena, fue interpretada por algunos como un presunto beneficio, consecuencia de la coalición firmada entre los partidos Revolucionario Institucional y Nueva Alianza, sin embargo no fue así.

Porque resulta que la maestra hoy está mucho más preocupada por recuperar su salud, que por regresar al liderazgo del Panal, mismo que perdió hace ya algunos años. Porque por ahora, son fuertes los nexos entre Juan Díaz de la Torre, dirigente del sindicato de maestros y Aurelio Nuño, coordinador de campaña de José Antonio Meade.

“Entreguista” dicen, ha sido la actitud del sucesor de Gordillo en la dirigencia magisterial, expresión que políticamente ha perdido fuerza, para salud y fortuna de la democracia mexicana.

Pero como el SNTE carece de absoluta autoridad moral sobre la totalidad de los miembros del magisterio, es que algunas expresiones decidieron ir en camino electoral distinto al que les ha impuesto el Partido Nueva Alianza.

Un botón de muestra lo representa Hidalgo, donde Sinuhé Ramírez, ventrílocuo de Luis Enrique Morales, ha sido incapaz de llevar a ese gremio a escenarios del pasado reciente, cuando Moisés Jiménez detentó el liderazgo moral del SNTE, como consecuencia de la cohesión de ese gremio.

En esta condición es que representantes seccionales del sindicato de maestros decidieron sumarse a Jiménez, como multiplicadores de simpatías electorales, a favor del abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional.

Porque los que apoyan a Moisés, que hoy tiene una cartera en la estructura nacional de Morena, lo ven como posible candidato de Hidalgo al Senado y con muchas posibilidades de lograr resultados positivos, carrera en la que también se ubica Julio Menchaca, distinguido abogado hidalguense que busca posición similar por la vía del “efecto peje”.

En esta curiosa expresión política, integrada por la alianza de la “izquierda social cristiana”, ven posible que el voto de los docentes afiliados al SNTE sea un voto a favor de Morena, aunque al aceptarlos tengan que “vetar” a la CNTE, que por años sirvió como grupo de choque al servicio de la izquierda. licpinedalopez@gmail.com

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

Llegando y prendiendo lumbre

Hace 1 mes
Vladimir Galeana

Martí Batres Guadarrama

Hace 2 meses
Vladimir Galeana

¿La cuarta transformación?

Hace 3 meses
Vladimir Galeana
Carlos Ramirez

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... y PRI

Carlos Ramirez