Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

La vida que desaparece

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 3 años
Facebook Twitter Whatsapp

Estas son noticias que han salido publicadas recientemente: el fitoplancton, nutriente crucial en la base de la cadena alimenticia en el océano y del que depende toda la vida marina, se ha reducido en un 40% en los últimos 60 años.

Cuando el plancton es abundante la vida es abundante, y cuando desaparece la vida marina es imposible. Este declive podría significar un cambio más dramático en el delicado balance de la naturaleza que la pérdida de las selvas tropicales, y tendría consecuencias en una amplia gama de especies marinas y terrestres, hasta llegar a los humanos.

En las últimas dos décadas la población de mariposas monarca se ha reducido en más del 90%, debido al uso generalizado de pesticidas y de organismos genéticamente modificados en la agricultura industrial.

El descenso en las poblaciones de las cuatro especies de abejas más comunes en Estados Unidos ha sido de hasta un 96%, de acuerdo al censo nacional de insectos más completo que se ha realizado. Dicen los científicos que este alarmante declive puede tener implicaciones devastadoras en la polinización de plantas, tanto silvestres como cultivadas.

El colapso en las colonias de abejas se está convirtiendo en un fenómeno global; de haber sido observado originalmente en Europa y Estados Unidos, ahora está ocurriendo en China, Japón y otros lados.

La población de osos polares en Alaska y Canadá está en caída libre, y se ha reducido en un 40% en los últimos cuantos años. De una población de mil 500 osos que había en el área del mar de Beaufort en el año 2006, sólo quedaban 900 en el 2014.

De un grupo de 80 oseznos que estaban siendo monitoreados entre 2004 y 2007, sólo dos sobrevivieron. Al desaparecer las capas de hielo de las que dependen para encontrar alimento, prácticamente se les está condenando a desaparecer.

A pesar de que se considera una especie amenazada, en Canadá su caza sigue siendo legal y en los últimos años se ha triplicado, ya que su piel alcanza altos precios en el mercado.

ALA

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS abejas fitoplancton mariposas oseznos
MÁS DE OPINIÓN

Llegando y prendiendo lumbre

Hace 1 mes
Vladimir Galeana

Martí Batres Guadarrama

Hace 2 meses
Vladimir Galeana

¿La cuarta transformación?

Hace 3 meses
Vladimir Galeana
Carlos Ramirez

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... y PRI

Carlos Ramirez