Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

EL MUNDO EN EL QUE VIVIMOS

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 3 años
Facebook Twitter Whatsapp

 La letanía es larga. Los animales están desapareciendo por todas partes. No sólo son los herbívoros sino también los grandes predadores. El 75% de las especies de grandes carnívoros ha visto reducirse sus números de manera significativa. Esto incluye a los leones, tigres, jaguares, pumas y todo tipo de felinos; dingos, lobos, coyotes, zorros, osos, nutrias y muchos más.

“Globalmente estamos perdiendo a los grandes carnívoros”, es la conclusión a la que llega un estudio publicado por la revista Science. Muchos de estos animales están en riesgo de extinción, local y globalmente.

Irónicamente están desapareciendo justo cuando empezamos a conocer sus importantes efectos ecológicos. Su declive está alterando el balance de los ecosistemas a lo largo y ancho del planeta.

La vida marina ha sido particularmente afectada. En el reporte Living Blue Planet que sacó el World Wildlife Fund (WWF) en 2015 se Tdice que las poblaciones de vertebrados marinos declinaron un 49% en promedio entre 1970 y 2012.

La pesca excesiva que no permite que las poblaciones se recuperen, la contaminación, la acidificación de los océanos y el aumento de temperatura producido por el cambio climático son las principales causas. Algunas especies de peces esenciales para la seguridad alimenticia de cientos de millones de personas han visto sus números reducirse en más de la mitad.

Las más buscadas y pescadas, como el atún, la sardina, el mackerel o el bonito se han reducido hasta en un 74 por ciento. Las ballenas fueron llevadas prácticamente al punto de extinción en la primera mitad del siglo veinte.

Más de 200 mil mamíferos de este tipo fueron arponeadas entre 1905 y 1949. A pesar de que en 1986 la Comisión Internacional de Ballenas (IWC) estableció una moratoria global sobre la caza con fines comerciales, más de treinta mil han sido matadas desde entonces por países como Japón, Islandia y Noruega, que insisten en seguirlas cazando.

Actualmente quedan entre mil y tres mil ballenas azules, lo que es una reducción del 98% sobre las que había hace apenas un siglo.

 

ALA

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS medio ambiente
MÁS DE OPINIÓN

Llegando y prendiendo lumbre

Hace 1 mes
Vladimir Galeana

Martí Batres Guadarrama

Hace 2 meses
Vladimir Galeana

¿La cuarta transformación?

Hace 3 meses
Vladimir Galeana
Carlos Ramirez

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... y PRI

Carlos Ramirez