Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / Las Mujeres Determinamos el Rumbo de Nuestro País

Escuelas al 100

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 2 años
Facebook Twitter Whatsapp

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.

Benjamín Franklin

De acuerdo con datos del INEGI, el porcentaje de personas que no saben leer en nuestro país, es de 5.5 por ciento, lo que refleja el gran trabajo que se ha realizado en materia educativa en los últimos 45 años, tomando en cuenta que en 1970 una cuarta parte de la población era analfabeta.

No obstante, el trabajo por la educación no se cumple enseñando a la población a leer y escribir, sino que México y el resto de los países del mundo tienen la obligación de brindar educación de calidad y de hacer partícipes en esa labor a los padres y alumnos. Es por ello que el 1 de abril de cada año se conmemora el Día Mundial de la Educación, con la finalidad de reflexionar sobre la calidad de la educación mediante la relación existente entre los educadores y los alumnos, su hogar y la escuela.

En 1857, por primera vez, apareció el derecho a la educación en la Constitución Mexicana; no obstante, fue en 1920, tras la promulgación de la Constitución de 1917, que se llevó a cabo la labor más importante de aquella época en materia educativa, cuando José Vasconcelos, desde la rectoría de la Universidad Nacional de México, implementó la primera campaña formal de alfabetización que en 1921 se trasladó a la Secretaría de Educación Pública. Años más tarde, en 2012, se modificó el artículo tercero constitucional para establecer que la educación media superior también debe ser obligatoria.

Una de las reformas más relevantes es sin duda la impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, en la que, entre otras cosas, promovió la creación del Sistema Nacional de Evaluación Educativa que es coordinado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa. Éste último creado con independencia de la Secretaría de Educación Pública para asegurar la independencia en su actuación.

Como resultado de la implementación de este Sistema Nacional de Evaluación Educativa, los maestros se han sometido a exámenes para evaluar sus conocimientos y su desempeño en las aulas con el fin de conocer sus habilidades y mejorarlas, brindándoles oportunidades de desarrollo. Asimismo, el acceso a las plazas de maestros, a partir de las reformas, sólo se lleva a cabo mediante examen de oposición para asegurar que sean ocupadas por el personal más capacitado y con el mejor perfil.

También se puso en marcha el Programa del Gobierno de la República “Escuelas al Cien” anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto en su Tercer Informe de Gobierno, a través del cual se invertirán 50 mil millones de pesos en Certificados de Infraestructura Educativa Nacional (CIEN) para mejorar escuelas en todo el país. Será la mayor inversión en infraestructura educativa que se haya realizado en el país, beneficiando a 33 mil planteles y 5.2 millones de estudiantes.

En países como España y Francia, los exámenes de oposición se implementaron ya hace algunos años. México ha seguido el mismo paso porque hemos entendido que un país próspero sólo puede lograrse a través de una educación de calidad e integral. Por tal motivo, es necesario ampliar el horizonte para fortalecer otros ámbitos de la educación.

Los primeros años de vida de todo ser humano son determinantes, ya que es la etapa en que el cerebro se desarrolla y alcanza hasta un 90 por ciento de su tamaño normal. Es una etapa significativa en el aprendizaje, en el desarrollo de la personalidad y de las capacidades. En este tema, México está atrasado; es urgente que en los próximos años nuestro país también pueda asegurar el acceso a educación inicial que es aquélla que se imparte a niños y niñas de entre cero y cuatro años de edad.

Por último, se debe continuar fomentando la investigación y ello sólo es posible si se sigue promoviendo la creación y actualización de Programas de Posgrado de calidad que permitan a los alumnos de maestría o doctorado tener las herramientas para cambiar su entorno, a través de los nuevos conocimientos que ellos mismos pueden desarrollar.

Debemos tener claro que una educación completa sólo es posible con escuelas que cubran todas las necesidades educativas, es decir, con escuelas dispuestas a la educación al 100.

JAMM

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

¿La cuarta transformación?

Hace 3 semanas
Vladimir Galeana

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... ...

Hace 3 semanas
Carlos Ramirez

El mito de la juventud de nuestro país

Hace 3 semanas
Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy

Con ACME o sin ACME… seguiremos igual

Eduardo Ruiz-Healy