Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Lunes 18 de Febrero 2019

Lunes 18 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

El mundo cambia más rápido de lo que nos adaptamos

No available Foto Capital Media
|
11 de Abril 2016
|

De nada se han enterado al parecer los señores que deciden los destinos del planeta. Ya van en su reunión número veintiuno y siempre se las arreglan para conseguir su objetivo, que es seguir ganando tiempo.

Sí, ya se reconoció que efectivamente el clima del planeta se está alterando y la temperatura promedio global aumentando, y también ya se reconoció que efectivamente somos nosotros los humanos quienes hemos provocado ese cambio al quemar alegremente en un par de siglos las reservas de combustibles fósiles almacenadas durante cientos de millones de años y devolver a la atmósfera el exceso de dióxido de carbono que se había retirado de circulación.

Ya se sabe que las enormes cantidades de petróleo, carbón y gas natural que se queman cada día han hecho que la temperatura promedio del planeta aumente un grado centígrado y se trata de limitar ese aumento a dos grados en el transcurso de este siglo.

Pero no hay de qué preocuparse; si el planeta tiene una calentura no hay nada que no se solucione con una buena aspirina. Entonces de lo que se trata es de crear las condiciones de mercado y desarrollar las tecnologías adecuadas para que la economía pueda seguir creciendo y podamos seguir consumiendo y consumiendo, pero de una manera más “verde”.

Para estas personas todo se reduce a una cuestión tecnológica, de encontrar las energías alternativas que permitan que nuestra sociedad industrial, con sus millones de fábricas y cientos de millones de vehículos, pueda seguir funcionando y produciendo toda clase de artículos de consumo, pero sin contaminar tanto.

A medida que la economía se hace verde se abrirán enormes oportunidades para hacer negocios y seguir creciendo. Y las naciones del mundo se comprometieron a reducir voluntariamente sus emisiones en un tanto por ciento, sin que nadie los pueda obligar realmente a hacerlo.

Como ha sucedido tantas veces anteriormente, las palabras se las lleva el viento. Es posible que a la mera hora las reducciones que nos proponen sean completamente irrelevantes y que queden obsoletas incluso antes de haberlas implementado. El mundo está cambiando más rápido de lo que nos estamos adaptando.

ALA

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Cambio climático desplazó a 22.5 millones [Leer más]

Corrige contaminación la calera en Atotonilco de Tula [Leer más]

El agua, turbia entrega [Leer más]

Basureros clandestinos son riesgo ambiental, denuncia grupo [Leer más]

Recomendados