Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

El juego de espejos de las encuestas encabrita a AMLO

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 5 meses
Facebook Twitter Whatsapp

El escenario político electoral la semana previa a las elecciones será una tensión entre la realidad y las encuestas:

1.- El enojo, rayando en irracionalidad, de Yeidckol Polevnsky el lunes al afirmar que López Obrador ya ganó porque así lo dicen las encuestas y que cualquier resultado adverso será fraude y se les aparecería el diablo sólo indica la preocupación de Morena por la movilidad negativa de los sondeos en la última semana electoral.

2.- Entre ciudadanos que se niegan a responder a las encuestas, electores que no dicen por quién votarían y modelos de agregadores que suben votaciones por fórmula matemáticas, las encuestas están lejos de reflejar la realidad.

3.- A ello se agrega la proyección llamada efectiva, distribuyendo a los indecisos o quitándolos de las sumas. Ahí López Obrador llega hasta 54 por ciento, pero es una fórmula matemática.

En sus últimas encuestas, Consulta Mitofsky se burla de esta consolidación: registra preferencia “efectiva” eliminando indecisos, “sólo para comparativos con otras encuestas que las presentan así”.

3.- En preferencia bruta hay distorsiones. En la última encuesta de Consulta, López Obrador aparece con 37.7 por ciento, apenas 2.4 puntos porcentuales de lo logrado en 2006 y 6.1 puntos más que en 2012 ante Peña.

Es decir, con todo y la parafernalia del pejismo, el aumento en tendencia de votos es poco.

4.- Otro dato revela la existencia de un bloque grande de votos sin pronunciarse.

En la de Consulta, el PRI tiene 17.7 por ciento de los votos, 20.5 puntos menos del 38.2 por ciento conseguido por Peña en 2012. Y el PAN registra hoy 20 puntos porcentuales, 5.7 puntos menos que los 25.7 de hace seis años. Por tanto, hay 26.2 puntos de votantes PRI-PAN de 2012 que no aparecen porque si López Obrador sube de 31.5 en 2012 a 37.7 por ciento en 2018 y sólo gana 6.2 puntos porcentuales.

El 20 por ciento de votantes PRI-PAN de 2012 no votará por López Obrador.

5.- En estos datos últimos se basa la preocupación de Morena, López Obrador y Polevnsky: 20 puntos porcentuales electorales de votos a PAN y PRI que no se han ido ni se irán con López Obrador y que pueden fortalecer al segundo lugar, sean Meade o Anaya.

6.- A estas cifras de votos flotantes que pueden ser anti-AMLO, hay otros datos que aumentan la incertidumbre en el conteo de las encuestas. En 1982 el PRI de Peña ganó 32 por ciento de los votos y 5.5 puntos adicionales los aportó el Verde. Y López Obrador tuvo 22 puntos porcentuales sólo por el PRD. La encuesta de Coparmex 2018, la única que ha indagado esa parte, señala que el PRD le aportaría al candidato PAN-PRD sólo 1.4 por ciento. Y Meade sólo registra uno por ciento de votos del Verde y 0.2 de Panal. Si los coaligados salen a votar el domingo igual que en 2012, entonces las cifras finales podrían dar una voltereta a las encuestas.

7.- López Obrador, según Polevnsky, ya ganó la elección porque así lo dicen las encuestas, pero las encuestas tienen errores y distorsiones. La preocupación de Morena, López Obrador y Polevnsky radica en el hecho de que apenas tienen cubiertas 60 por ciento de las casillas y podrían perder con maniobras en el porcentaje restante.

8.- Como decía el beisbolista Yogui Berra, esto no acaba hasta que se acaba.

Política para dummies: La política es el reino de la realidad, no el país de los sueños.

Si yo fuera Maquiavelo: “No es preciso que un príncipe posea todas las virtudes, pero es indispensable que aparente poseerlas”.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

Llegando y prendiendo lumbre

Hace 1 mes
Vladimir Galeana

Martí Batres Guadarrama

Hace 2 meses
Vladimir Galeana

¿La cuarta transformación?

Hace 3 meses
Vladimir Galeana
Carlos Ramirez

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... y PRI

Carlos Ramirez