Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / Por Sentido común

De Unidad de Rescate a “panteón” animal

Edmundo Pineda López
Edmundo Pineda López correo2345@correo.com
Hace 8 meses
Facebook Twitter Whatsapp

“Los están dejando morir”, en ese tenor, gira la esta acusación de Érika Ortigoza, Ambientalista y defensora de los animales.

La también ex directora de ese centro, lo hace cuando se refiere a los felinos y otras especies que habitan en la Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre, Endémica y Exótica de México, construida en Pachuca.

Y es que, la muerte de dos tigres en ese centro de atención (o desatención animal), es un dato que otorga calificación reprobatoria a las autoridades de Pachuca, en cuanto a temas del medio ambiente se refiere.

Esta Unidad de Rescate, fue creada en la administración municipal que encabezó Eleazar García, especialmente, cuando en el Congreso de la Unión, hubo coincidencias legislativas que abogaron por la defensa de los derechos de los animales.

Invíctus, un oso rescatado del abandono y maltrato que prevalecía en los circos, así como su rehabilitación, fue tal vez el primer ejemplo en el país, de que esa unidad, que al parecer, estaba cumpliendo el propósito para el que fue creada.

La suma de voluntades y desde luego donativos, permitió que el entonces zoológico y parque de recreación familiar, se convirtiera en un espacio de atención médica, diseñada para ejemplares de diferentes especies que sufrían maltrato.

Antes que la administración de Eleazar García, ese sitio fue objeto de distintos proyectos y acciones de conservación de fauna, algunas con mas inyección de presupuestos que otras, pero finalmente, cada trienio puso atención a lo que fue por varios años fue el Parque de Convivencias de Pachuca.

Sin embargo, pese a que las leyes hoy son más severas, en torno al maltrato animal, amén de una presumible mejor cultura, que se supone, priva en las esferas gubernamentales para atender este asunto, a la autoridad capitalina parece no importar el tema, a pesar, incluso de las deficiencias que se acusan y desde luego, tras la muerte de algunos ejemplares.

El llamado de Ortigoza, más allá de fobias políticas, debe ser atendido no solo por la Presidencia Municipal de Pachuca, que es la principal responsable, sino por instancias federales, como la Procuraduría de Atención al Medio Ambiente (PROFEPA), que deberá deslindar, en el marco de la ley, las omisiones existentes para emitir un dictamen especializado.

Esa evaluación, permitirá conocer la realidad por la que atraviesa la Unidad de Rescate Animal, que a diferencia de otros años, hoy parece ser el peor de los ejemplos en materia de atención a los temas del medio ambiente.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

¿La cuarta transformación?

Hace 3 semanas
Vladimir Galeana

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... ...

Hace 3 semanas
Carlos Ramirez

El mito de la juventud de nuestro país

Hace 3 semanas
Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy

Con ACME o sin ACME… seguiremos igual

Eduardo Ruiz-Healy