Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / Por Sentido común

Cuando la justicia colapsó

Edmundo Pineda López
Edmundo Pineda López correo2345@correo.com
Hace 2 años
Facebook Twitter Whatsapp

Una razón muy importante, por la cual se cambia al nuevo Sistema de Justicia Penal, es que el sistema tradicional llegó a un estado de colapso.

Esto lo afirma Julio Paredes Salazar, secretario técnico para la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo y añade que “había muchos asuntos que tenía que resolver el juez, un juez que se saturó, lo que hacía lenta la impartición de la justicia”.

De esta manera, al privilegiar la oralidad en un sistema acusatorio, que se ha “socializado” como juicios orales, se cambia de un sistema predominantemente acusatorio, a diferencia del predominantemente inquisitorio.

La oralidad, refiere Paredes Salazar, es la metodología para llevarlo a cabo, a través de audiencias, en las que se cumplan los principios de inmediación, el juez siempre debe estar presente y las partes, la que acusa el imputado y su defensor, así como la víctima, y con ello se cumple el principio de inmediación.

Que las audiencias sean públicas, y que todo lo que diga la parte acusadora a través de la víctima o el ministerio público puede ser refutado o contradicho por la parte señalada, por tanto, las audiencias deben ser lo más rápido posibles y transparentes.

Sobre las dificultades de los pueblos indígenas para acceder a este modelo de justicia, reconoce que hay personas y grupos indígenas con problemas para hacer valer su defensa por motivos de lengua o de idioma.

Hay mecanismos, manifiesta Julio Paredes, que privilegian, se resuelvan los conflictos a través de usos y costumbres.

“El estado no irrumpe abruptamente en los pueblos indígenas, y hay ciertos privilegios en determinados asuntos para tratar de que la gente tenga un real derecho a la justicia”.

Se privilegia, por ejemplo, que las partes tengan un intérprete que hable su lengua o su idioma, pero sobre todo, que conozca su entorno y que los asesore, para encontrar la solución a un conflicto, siempre y cuando no se afecten los derechos de terceros o a las víctimas de algún delito.

Y sin embargo, hasta el 2019 se conocerá la efectividad en la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal, pues así lo marcan estudios internacionales.

Pacientemente habrá que esperar o soportar, incluso; esa es mi opinión.

 

ALA

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN
Por Sentido común / Edmundo Pineda López

Defender los Tenangos

Hace 2 meses
Edmundo Pineda López
Por Sentido común / Edmundo Pineda López

Cerdeira, ayer y hoy junto a Fayad

Hace 1 año
Edmundo Pineda López
Por Sentido común / Edmundo Pineda López

Se derrotó al abstencionismo

Hace 2 años
Edmundo Pineda López
Por Sentido común Seguir Leyendo>
Edmundo Pineda López

¿Se acuerdan del penalti de “Murba”?

Edmundo Pineda López