Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

Bartlett 5. 88: cifras de Cárdenas y los lastimados por designación

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 3 meses
Facebook Twitter Whatsapp

1 .- El 15 de marzo del 2004 The New York Times publicó el editorial titulado “Acerca de esa elección cerrada” para reafirmar que el libro de memorias de Miguel de la Madrid había confirmado “uno de los fraudes electorales más flagrantes de los tiempos modernos: el robo de las elecciones presidenciales de México en 1988 por el candidato del partido gobernante, Carlos Salinas de Gortari” y que De la Madrid había dirigido ese robo.

El 2 de abril de 2004 Cuauhtémoc Cárdenas, candidato defraudado en 1988, escribió en La Jornada un largo análisis sobre la elección, a propósito del editorial del Times. Y reconfirmó que “el fraude electoral comenzó con las órdenes de Miguel de la Madrid al secretario de Gobernación, presidente de la Comisión Federal Electoral de suspender el flujo de la información”, ante “el peligro de que cundiera la convicción de que Cuauhtémoc había ganado en todo el país”.

A partir de análisis de documentación oficial y sin las actas escondidas e incineradas, Cárdenas probó la transferencia de votos a favor de Salinas y aportó sus propias cifras probables: 41.2% para él como candidato del Frente Democrático, 36.4% para Salinas-PRI y 22.4% para Clouthier-PAN. Las oficiales fueron: 50.3%-Salinas, 31%-Cárdenas y 16.8%-Clouthier.

2.- La designación de Manuel Bartlett Díaz como director de la Comisión Federal de Electricidad del próximo gobierno de López Obrador revivió el fraude electoral de 1988, obliga a la creación de una Comisión de la Verdad y lastimó a importantes figuras del primer círculo del poder.

Por ejemplo, la revista Proceso reveló que en noviembre de 1983 Bartlett envió a José Antonio Zorrilla Pérez, director de la Federal de Seguridad, a amenazar de muerte al director Julio Scherer García y al subdirector Vicente Leñero si publicaban una nota de revelación de un comando policiaco de Bartlett para rescatar a su sobrino retenido por una secta. Hoy Julio Scherer Ibarra, hijo del director de la revista, es jefe del jurídico de la presidencia lopezobradorista. Y Tatiana Clouthier, subsecretaria de Gobernación de López Obrador, es hija del Manuel J. Clouthier defraudado y ofendido por Bartlett.

¿Qué harán Scherer hijo y Tatiana cuando tengan que verse con Bartlett? ¿Olvidar los agravios a sus padres? Y si la victoria electoral de López Obrador es hija directa del fraude de 1988, qué decirles a los entonces seguidores de Cárdenas al ver a Bartlett premiado con un cargo de primer nivel, sin haber solicitado el perdón por el abuso de poder del 6 de julio. Y qué decirles a los nuevos seguidores de López Obrador al ver al prototipo del viejo régimen priista encaramado en el primer círculo de poder de López Obrador.

3.- Bartlett no llegará a la empresa estatal de electricidad por su oposición a la reforma energética, y menos cuando ya dijo que no habrá contrarreforma. Por tanto, el cargo es un premio. Lo que debiera aclararse es si el líder social de masas López Obrador necesitaba el apoyo, la operación y la presencia de Bartlett o si el nombramiento fue una definición del viejo-nuevo régimen lopezobradorista.

¿Qué le debe en realidad López Obrador a Bartlett para designarlo y sostenerlo, a pesar de las revelaciones negativas? El costo será para López Obrador y el beneficio para Bartlett.

Política para dummies: La política es la definición del carácter, no el disfraz de suposiciones.

Si yo fuera Maquiavelo: “El príncipe Severo fue un feroz león y un zorro muy astuto, y todos le temieron y le respetaron y el ejército no lo odió”.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Carlos Salinas de Gortari Cuauhtémoc Cárdenas elecciones del 88 Manuel Bartlett Miguel de la Madrid
MÁS DE OPINIÓN

Llegando y prendiendo lumbre

Hace 1 mes
Vladimir Galeana

Martí Batres Guadarrama

Hace 2 meses
Vladimir Galeana

¿La cuarta transformación?

Hace 2 meses
Vladimir Galeana
Carlos Ramirez

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... y PRI

Carlos Ramirez