Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / El Mundo en el que Vivimos

Alineándonos a las políticas del imperio

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 2 años
Facebook Twitter Whatsapp

Fueron los gringos mojigatos y ultraconservadores los que después de haber fallado en su cruzada contra el alcohol durante la prohibición, en la década de los 20’s, decidieron que algo tenían que prohibir y de repente empezaron a hacer todo un mitote con respecto a una planta básicamente inocua y con propiedades terapéuticas, cuyo uso social y recreacional hasta ese momento era bastante limitado y localizado a diversas comunidades de inmigrantes.

La decisión de criminalizar la marihuana en Estados Unidos, desde el primer momento, fue política. Una sociedad racista hasta la médula como la gringa nunca supo qué hacer con el exceso de latinos y negros que ellos, los blancos protestantes, percibían que había.

Sí, por supuesto que les servían y hacían todos los trabajos que no estaban dispuestos a hacer, pero cuando pasaban de cierto número se convertían en un problema y lo mejor era tenerlos fuera de circulación.

Con la penalización de la marihuana en 1937 y la subsecuente guerra contra las drogas a partir de los setentas, se creó todo un aparato de estado sofocante y represivo en el que más de dos millones de personas están en la cárcel y cinco millones en probación por la simple posesión de cantidades pequeñas de esta hierba.

Pero a los gringos no les basta con crear una verdadera catástrofe social en su propio país, sino que la tienen que exportar a todo el resto del mundo.

Como casi no se sienten los dueños del planeta, están convencidos que sus valores puritanos y su moralidad retorcida es lo único que cuenta y se imponen a la fuerza donde lo pueden hacer.

México, al principio, se rehusó a caer en su juego,por allá de los 30’s, cuando todavía existía una política independiente en este país. Se decidió que la marihuana no era un riesgo público y se rechazó prohibirla. Estados Unidos estaba furioso. Se nos presionó y durante algún tiempo nos sostuvimos, hasta que nos cortaron el suministro de calmantes y otros fármacos; finalmente nos tuvimos que alinear a la política imperial.

ALA

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

¿La cuarta transformación?

Hace 2 semanas
Vladimir Galeana

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... ...

Hace 2 semanas
Carlos Ramirez

El mito de la juventud de nuestro país

Hace 3 semanas
Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy

Con ACME o sin ACME… seguiremos igual

Eduardo Ruiz-Healy