Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

Ahora resulta que hay pobres de primera, segunda y tercera

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 1 año
Facebook Twitter Whatsapp

El secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava –el amigo, el compañero de golf del presidente Peña Nieto–, ha puesto de manifiesto con su reciente comparecencia en el Senado, que datos como los que destaca el reporte publicado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) están equivocados.

Y es que, mientras el reporte “How’s Life? 2017” de la OCDE asegura que México es el país más desigual de todas las naciones que conforman esa organización, el secretario Miranda señala que 4.5 millones de mexicanos ya no son pobres, ni vulnerables.

La pobreza y la necesidad son dos aspectos que hasta el momento no se han cuantificado con alguna estadística realmente confiable. Porque al final del día la pobreza se manifiesta sobre conquistas materiales: se come lo que se puede y no lo que uno quiere, se compra lo que se puede y no lo que uno quisiera tener.

Pero hay una cosa que es verdad, y eso es que en un país de más de 120 millones de habitantes con una nómina de millonarios tan importante como la que hay en México, los pobres son en este momento un porcentaje muy representativo en el país (43.6 por ciento de la población, conforme a las cifras del Coneval).

Me llama mucho la atención que ahora, justo cuando se están preparando todos los datos para la elección de 2018, el secretario de Desarrollo Social –por una parte ausente, y por otra presente, pero en Ixtapan de la Sal con un palo de golf en las manos para acompañar al presidente de nuestro país a jugar–, pueda sostener con la contundencia que lo hace, datos que van en contra de esas estadísticas sobre pobreza y desigualdad social.

Los pobres son un inconveniente común y los ricos deberían de ser una ventaja común. El problema es que, a fuerza de negar la realidad, nos encontraremos un día con que los pobres son más de los que esos reportes aseguraron que existían y los ricos ya no estarán.

Empieza la campaña de 2018, y uno de los factores más importantes será definir cómo se le garantizará al pueblo que sus dos tortillas se convertirán en tres.

Mientras tanto, resulta completamente inútil discutir las estadísticas de adentro y de afuera, porque en realidad lo que uno desearía es que no hubiera pobreza, sin embargo, haciendo eco de las propias palabras de Jesucristo, “a los pobres siempre los tendremos con nosotros”. El problema es cuántos hay, cuántos habrá y qué tan integrados están en el mundo en el que vivimos.

Y en ese sentido, ¿alguno de ustedes sabe de verdad en qué estadísticas o datos se basa Miranda?

@antonio_navalon

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Coneval Desarrollo Social Luis Miranda Nava Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos pobreza
MÁS DE OPINIÓN

Llegando y prendiendo lumbre

Hace 1 mes
Vladimir Galeana

Martí Batres Guadarrama

Hace 2 meses
Vladimir Galeana

¿La cuarta transformación?

Hace 2 meses
Vladimir Galeana
Carlos Ramirez

Vivan los héroes que nos dieron PRI... perdón... patria... y PRI

Carlos Ramirez