Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Lunes 17 de Diciembre 2018

Lunes 17 de Diciembre 2018

UnidadInvestigación
| | |

Agendas candidatos, agendas

No available Foto Capital Media
|
05 de Abril 2016
|
Hoy que estamos en medio de tres carreras electorales, en la dirigencia de algunos partidos prevalece el desconcierto

Los avances democráticos se percibe que han sido lentos, en parte, la responsabilidad la tienen los propios actores porque así conviene a sus intereses.

Veamos, hoy que estamos en medio de tres carreras electorales, en la dirigencia de algunos partidos prevalece el desconcierto, pues carecen de la elemental capacidad de organización para salir con propuestas a convencer a los electores.

Cito el caso del Partido del Trabajo, que a cuatro días de iniciadas las campañas, su abanderada a la gubernatura ha sostenido prácticamente una nula actividad proselitista.

Distintos son los argumentos; sin embargo, como “chango viejo no aprende maroma nueva”, para el PT de Arturo Aparicio ésa ha sido una estrategia rentable.

Es decir, los del Partido del Trabajo se inscriben en las contiendas, postulan candidatos, reciben dinero público y luego, mientras dan una serie de evasivas a la prensa, se esconden para evitar ser cuestionados sobre el destino de las prerrogativas, que se supone, son para hacer campaña y estar cerca de la gente.

La de Acción Nacional, entiéndase el PAN, es la “canción” de siempre, o los amenazan, o los acosan o los espían, pero su retórica es la misma.

Como claro ejemplo está Francisco Xavier, el cantante que aspira a la gubernatura, pero que, antes de hablar de propuestas por los hidalguenses, hizo culto al ego, al denunciar (sin argumentos sólidos por cierto) que su integridad como candidato está en peligro.

Han transcurrido cuatro días de campaña, y por fortuna, en el blanquiazul no han denunciado el presumible espionaje telefónico, no se han lamentado que en sus oficinas “hay pájaros en el alambre” y eso, para quienes lo recuerden, es una tradición con la que el PAN no debe romper.

En otros partidos, la estrategia ha sido menos “sesuda”, incurrir en irregularidades penalizadas para acceder el camino del martirio y luego anunciar a los cuatro vientos que “les robaron en las urnas”.

Parece entonces que los que vivimos no son tiempos de democracia, sino más bien, de amor y guerra en los que todo se vale.

Y sin embargo, hay partidos y candidatos que ya recibieron dinero público y sus campañas no terminan de arrancar.

Que luego no acusen de inequidad mediática, sobre todo, cuando en tiempos de elecciones, las vacaciones son su pasatiempo predilecto.

El señalamiento está hecho.

JAMM

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

Llega al Congreso paquete presupuestal 2019 [Leer más]

Hackean cuenta de Facebook de Luis Miguel [Leer más]

¿Cuáles fueron los temas de los que hablaron los mexicanos e [Leer más]

FilminLatino continuará operando [Leer más]

Recomendados