Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Viernes 22 de Febrero 2019

Viernes 22 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Violencia también es asunto de salud pública

Especial Foto Capital Media
|
14 de Febrero 2018
|
La problemática de violencia en México debe ser tratada no sólo como un problema de seguridad

Martha Alejandra Guzmán

Con más de 200 mil asesinatos y 33 mil desaparecidos, la problemática de violencia en México debe ser tratada no sólo como un problema de seguridad, sino como un asunto de salud pública, consideró la organización Cauce Ciudadano.

Al tomar en cuenta la definición de la Organización Mundial de la Salud, que considera la salud como un completo bienestar físico, mental y social, la organización presentó el Modelo Integral de Prevención, una propuesta frente a la violencia como problema de salud pública.

Salud-enfermedad

Durante la presentación del modelo, que se basa en el proceso de salud-enfermedad y sus cuatro puntos: promisión de la salud, prevención, atención del daño y rehabilitación; Verónica Martínez Solares, directora de la Fundación para el Estudio de Seguridad y Gobernanza, advirtió que los altos niveles de violencia “fácilmente pueden detonar no sólo estrés, no sólo crisis, sino también trastornos que trascienden generacionalmente”.

Inhibir conductas de riesgo

Miguel Agustín López, coordinador estatal de Cauce Ciudadano, detalló que el tema de la promoción de la salud es básico e importante, pues todavía no hay nivel de daño: “Lo que tenemos que hacer es sostener los factores protectores de las personas o las comunidades”.

En la prevención “lo que tenemos que procurar es inhibir las conductas de riesgo; ya hay un nivel de daño; ya hay un factor de riesgo interactuando con otro que hace muy posible que ocurra una conducta de riesgo; entonces, lo que hay que procurar es evitarlo, trabajar con la conducta de riesgo que ya se hizo”, agregó.

Reconstruir el tejido social

Sin embargo, cuando ya se habla de la interacción de dos conductas de riesgo se debe atender el daño, para que sea “lo menos fuerte posible”.

Como última instancia quedará la rehabilitación, donde el daño ya es evidente, y donde hay que trabajar es sobre las secuelas; sin embargo, el activista aceptó que cuando el daño es grave no se logra una rehabilitación óptima, pero sí se puede lograr una aportación a la reconstrucción del tejido social.

Advirtieron que el alza de violencia en diversas zonas del país que ha cobrado la vida de miles de jóvenes pone a nuestro país en una situación difícil.

Generación perdida

“Desde el punto de vista de la violencia, hemos perdido una generación, en medio de un bono demográfico que debería garantizar éxito económico a la nación y que debería representar el motor del cambio hacia el desarrollo humano sostenible –como nos dice la agenda 2030– hemos perdido una generación de jóvenes”, lamentó Martínez Solares.Por ello, Solares y López recriminaron la ausencia del gobierno y la politización de programas de apoyo a comunidades vulnerables, y llamaron a los aspirantes a la Presidencia a establecer una política integral que vaya de la mano con las acciones impulsadas por la sociedad civil.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Asume AMLO ocho compromisos contra la violencia [Leer más]

Insiste Biofutura en abolir las corridas de toros [Leer más]

Beats en tutunaku [Leer más]

¿A partir de qué edad son delincuentes? [Leer más]

Recomendados