Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Lunes 22 de Julio 2019

Lunes 22 de Julio 2019

UnidadInvestigación
| | |

Violación; niña de 14 obligada a ser madre

Especial Foto Capital Media
|
02 de Agosto 2017
|
La menor espera solventar la alimentación de su bebé con ayuda del DIF

A cambio de la leche materna el bisnieto de Eva toma “atolito de maizena rebajado con poquita leche”, ya que no “alcanza para más”, expresó la anciana. Su nieta Liz, una niña de 14 años, se hace cargo de un bebé de 10 meses, producto de una violación.

“Mi vida ha sido lo peor, mi nieta no puede trabajar; en ningún lado le dan trabajo, está chiquita le piden credencial de elector, constancia de residencia, carta responsiva de la abuela, donde me responsabilizan de cualquier situación”, lamentó.

Lo que obtiene de su trabajo lo utiliza para manutención de los tres, para la comida. “Para algo de renta, luz o los gastos de pañales, le doy aunque sea poquita leche en atole”. Mientras la abuela trabaja, Liz cuida al bebé.

Por las noches ambas se dedican al “deshebrado de camisas”, por cada camisa les pagan 50 centavos. “Sacamos 300 o 400 camisas, a veces 200 o menos: 150. Mínimo tenemos que hacer 100 para tener 50 pesitos”, dice Eva.

Dice que para su nieta no ha sido fácil dejar de ser la adolescente que cursaba el segundo grado de secundaria, a la mamá de un bebé al que debe atender, cuidar, cambiar el pañal, dar de comer.

“No se adapta, se le olvida que tiene que darle de comer por estar en el teléfono”, acusa. Recuerda que cuando su vecino Bardomiano Aparicio Victoriano, ahora sentenciado a 18 años 9 meses de prisión, decidió atacar a su nieta ella “era una niña de casa, consentida, de su casa a la escuela, no sabía hacer nada”.

“Le faltaban dos meses para terminar segundo de la secundaria.

La violó en su casa, no en la calle”, informó la abuela de Liz. Ante las limitaciones económicas que enfrentan, aceptar una pensión de parte del agresor que ahora purga una condena en la cárcel de Tulancingo, pasó por la cabeza de la abuela.

Sin embargo, Liz no lo aceptó, ya que tiene el temor que cuando salga de prisión el hombre quiera reclamar derechos sobre su hijo. Han pasado ya casi dos años después de la agresión sexual, su nieta continúa en adaptación a su nuevo rol de madre; en noviembre cumplirá 15 años, y confían en que a esa edad ya le den trabajo.

Mientras tanto, han pensado buscar apoyo ante distintas instancias, ya sea el DIF, la Presidencia de Tulancingo, u otras.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Llega al Congreso paquete presupuestal 2019 [Leer más]

Mercado de Pachuquilla permanece aún en remodelación [Leer más]

Pachuca alista la Expo Feria del Suéter [Leer más]

Montan operativo guadalupano en La Villita [Leer más]

Recomendados