Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Domingo 22 de Septiembre 2019

Domingo 22 de Septiembre 2019

UnidadInvestigación
| | |

Remoción de jales podría ocasionar daños a la salud

Especial Foto Capital Media
|
24 de Abril 2018
|
Las partículas de plomo o arsénico, “encapsuladas” en la tierra utilizada en los procesos mineros, representan un riesgo para la población

Aunque el traslado de los jales mineros de Pachuca y Mineral de la Reforma, hacia el municipio de Epazoyucan permanece detenido, la Compañía Minera del Norte no ha querido escuchar el llamado de los grupos ambientalistas.

El investigador Francisco Patiño Cardona, doctor en ciencias y especialista en geología, denunció que la empresa propietaria de estos cerros de tierra estéril, producto de los procesos mineros, insiste en la remoción de las miles de toneladas de jales, ubicadas en estos municipios.

Habitantes de comunidades como Dos Carlos, en Mineral de la Reforma o Santa Julia en Pachuca, son los que en primera instancia podrían ser afectados, si es que se decide comenzar la remoción.

Expresó que por ahora, el asunto está detenido debido al proceso electoral, sin embargo, dijo que la Compañía Minera del Norte, ya tiene los permisos para desarrollar esos trabajos, y la expedición de los mismos, es responsabilidad de las autoridades ambientales federales, para llevar los jales hasta Epazoyucan.

Abundó que en el momento que la empresa lo decida, podría montar su planta de beneficio y comenzar a trabajar, a fin de “limpiar” los predios en los que se asientan esas arenas, para darles valor agregado.

El fin del grupo empresarial, dijo Patiño Cardona, es construir desarrollos habitacionales residenciales y centros comerciales en estos lugares, con el propósito de obtener beneficios económicos.

Consideró que para la Compañía Minera es mejor mover la tierra y dar plusvalía a los predios, pues explotar los jales para obtener plata sería un proceso caro y de pocos beneficios económicos, pues esa tierra “casi no tiene nada de plata”.

Sin embargo, el investigador en geología, advirtió que científicos han publicado una serie de artículos en torno a los daños a la salud de las personas, que ocasionarían la remoción de las toneladas de arena.

“Mover esas tierras con cualquiera de las técnicas que pretendan utilizar, como cañones hidráulicos, implica generar mucho polvo, y las partículas volarían en el aire como talco, para ser respiradas por los seres humanos”.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la tierra de jal hay contenidas altas cantidades de elementos químicos, como el arsénico y el plomo, que superan la norma que establece ese organismo.

Al remover la tierra y generar polvo, este podría ser respirado por las personas, lo que ocasionaría daños al sistema nervioso e incluso problemas de cáncer pulmonar, efectos del plomo y el arsénico en el ambiente, además de la sílice, que es altamente tóxica, advirtió el especialista geólogo.

Señaló que un efecto colateral, podría ser incluso, la contaminación de los mantos freáticos de la zona metropolitana de Pachuca.

Hasta ahora, el cabildo de Epazoyucan mantiene detenida la solicitud de cambiar el uso de suelo de las tierras de cultivo en ese municipio, para que se conviertan en deposito de los jales, “el entramado legal está pendiente y eso es bueno, por fortuna”, citó el investigador.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Invitan a vivir la Navidad en el Tuzoofari [Leer más]

Acusan a alcalde de Epazoyucan de ordenar agresión a la UNTA [Leer más]

Campesinos exigen destituir a alcalde de Epazoyucan [Leer más]

Listo Segundo Festival de Hongos Silvestres en Epazoyucan [Leer más]

Recomendados