Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Viernes 22 de Febrero 2019

Viernes 22 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Precios bajos amenazan la producción de leche

Especial Foto Capital Media
|
04 de Julio 2017
|
Ganaderos dejan sus establos en busca de otro negocio: CAITSA

Ganaderos de la cuenca lechera de Tizayuca atraviesan por una crisis que cada día se agrava más debido a los precios bajos con los que ofrecen sus productos, que están por debajo del costo de producción.

“Esta disparidad ha ocasionado que algunos ganaderos opten por cerrar sus establos para buscar nuevas fuentes de ingreso”, aseguró Alfredo González Gallardo, presidente del Complejo Agropecuario Industrial Tizayuca (CAITSA).

Esta cuenca lechera, fue creada en 1976 para abastecer un mercado potencial mayor a los 20 millones de habitantes de la Zona Metropolitana del país.

Hoy, a 41 años de distancia, el panorama es tan desolador que de los 162 establos construidos inicialmente, sólo operan entre 77 y 80, de los cuales únicamente la mitad trabaja a 100 por ciento de su capacidad.

“Ante la crisis financiera que comenzó a mediados de los años 90, algunos productores han preferido cerrar sus establos y se han ido a Europa, donde como obreros ganan más que lo que ganaban aquí como ganaderos y sus hijos han dejado de interesarse por heredar la actividad y prefieren emigrar en busca de empleos bien remunerados”, reveló el dirigente de la CAITSA.

Pese a esta situación, la cuenca lechera de Tizayuca se resiste a desaparecer y son los propios productores de leche los que buscan mantenerse vigentes.

Aun cuando el principal problema es la comercialización del lácteo, los bajos precios por la alta importación de leche en polvo y la baja rentabilidad del producto ante el alza de insumos, muchos de ellos traídos del exterior, a lo que se suman las diversas devaluaciones del peso y que el precio de la leche sigue estancado desde hace tres años.

“A esa situación se suma la competencia desleal que representa la producción de leche a partir de lactosueros provenientes del extranjero, cuyos costos son mucho menores, aunque se daña al consumidor, pues en los envases se asegura que es leche pura de vaca, pero la realidad es que no contienen ni 20 por ciento de los nutrientes del lácteo natural”, explicó González Gallardo.

El líder de los ganaderos explicó que desde hace tres años Liconsa les paga 6.20 pesos por litro de leche y por fuera ellos lo venden a 6.50 pesos, situación que afecta a su economía y que ha generado una situación de riesgo para quienes se dedican a la producción del lácteo.

Agregó que según los precios actuales, a los ganaderos les cuesta 6.30 pesos producir un litro de leche y si siguen vendiéndola a Liconsa, sus negocios no reportan ganancias. “Es increíble que aun cuando México es un país que posee un déficit en la producción de leche, los corrales de este municipio se estén quedando sin vacas lecheras; problemática que se acentúa si pensamos que la cuenca está a sólo unos cuantos kilómetros de la Zona Metropolitana del Valle de México, la de mayor concentración poblacional, que demanda un gran volumen de productos lácteos”, expresó.

Y fue debido a este crecimiento poblacional y el crecimiento de la mancha urbana que hace algunos años se pensó en la posible reubicación de la cuenca lechera, aunque González Gallardo indicó que “no será factible de manera definitiva, ya que una reubicación es muy cara y no hay presupuesto suficiente”.

El dirigente de los ganaderos de Tizayuca, destacó que “todo lo que padecemos y vivimos los productores de leche día a día parece un acoso atroz en contra de nuestro gremio, tal y como sucede actualmente con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que mes con mes aumenta los costos de la energía eléctrica hasta 20 por ciento de un recibo a otro”.

Agregó que esta situación del cobro de la energía eléctrica ocasiona que se eleve el costo de la producción de la leche, el cual es de 6.30 pesos pero sin contar el gasto de luz, ya con estas tarifas, se incrementa sustancialmente.

Alfredo Gallardo comentó que esta situación relacionada con la CFE está ya en manos de Andrés Manning, quien en el transcurso de estos días se reunirá con las autoridades correspondientes para ver de qué manera se puede solucionar esta problemática, pues lo que busca este gremio es no perder en sus costos de producción aunque tampoco reporten ganancias.

En lo que se refiere a los problemas que atraviesa este gremio, trascendió que también son ocasionados por la devaluación del peso mexicano frente al dólar, ya que muchos de sus insumos son importados de Estados Unidos y esta situación se les complica, ya que si no son productos de calidad, una mala alimentación de las vacas los puede llevar a la ruina y afectar la genética de los animales.

Detalló que esta situación ha ocasionado que en la actualidad sólo 77 u 80 establos se encuentren funcionando y que más de 46 se encuentren totalmente cerrados.

Es decir, sólo 50 por ciento de los establos que forman parte de la cuenca lechera están en operación, esto a pesar que desde hace cinco años se detuvo el cierre de los establos en la zona.

Alfredo González aseveró que sus problemáticas ya están en manos de sus representantes en la Cámara de Diputados y en las de la Secretaría de Agricultura estatal.

Esto, con el propósito de buscar un incremento en el precio de su producto y lograr que dependencias como Liconsa puedan pagarles a mejor precio el lácteo.

De esta forma, podrían disminuir la presión ejercida a las finanzas de los ganaderos y quizás hasta estimular la captación de nuevos participantes en el gremio y revertir sus presiones económicas.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Llega al Congreso paquete presupuestal 2019 [Leer más]

Mercado de Pachuquilla permanece aún en remodelación [Leer más]

Pachuca alista la Expo Feria del Suéter [Leer más]

Montan operativo guadalupano en La Villita [Leer más]

Recomendados