Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Viernes 19 de Julio 2019

Viernes 19 de Julio 2019

UnidadInvestigación
| | |

Ingresa al IFP sólo 30 por ciento de los interesados

Especial Foto Capital Media
|
09 de Agosto 2017
|
La prueba psicológica es la más difícil de pasar

Sólo 30 por ciento de las mil 340 personas que han intentado ingresar a las filas del Instituto de Formación Policial (IFP) logran pasar los exámenes previos, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSPH).

Del 24 de abril al 29 de julio de este año la SSPH recibió mil 340 llamadas, divididas en cinco bloques para ingresar al IFP, de las cuales 168 están en proceso de evaluación para egresar de la octava generación.

Mauricio Delmar Saavedra, secretario de Seguridad Pública, señaló que el examen de ingreso es complicado. “Sin embargo, vale la pena intentarlo debido a que los estudiantes tendrán satisfacción de poder ser el primer respondiente a cualquier emergencia de la ciudadanía”.

Lo cual se ha distorsionado por diversas circunstancias, pero subraya que “el trabajo de la policía es ayudar y salvar gente”.

En ese sentido, invitó a la población en general a realizar los exámenes de admisión, entre ellos el psicológico y psicométrico, dos de las pruebas más importantes y las cuales representan el obstáculo más difícil para quienes los realizan.

También realizan pruebas médicas, toxicológicas, así como de entorno social y polígrafo, los cuales se hacen en el Centro Estatal de Evaluación y Control de Confianza (C3).

Mencionó que quienes logran ingresar obtienen una beca de cuatro mil 500 pesos mensuales. Además de asegurar un trabajo estable al concluir sus estudios que duran aproximadamente un año entre reclutamiento, capacitación, graduación y alta.

Respecto a los requisitos, se debe contar con preparatoria, estatura mínima de 1.55 para mujeres y de 1.65 para hombres en un rango de edad de entre 18 y 35 años.

Indicó que para los interesados la parte más difícil es el ingreso, del cual si bien es un bajo porcentaje en comparación con las solicitudes, se compensa en la graduación, ya que es alta al ser mínima la cifra de quienes se quedan en el camino.

Delmar Saavedra reveló que “el índice de sobrepeso entre los elementos de la SSPH es alto, entre 70 y 80 por ciento lo cual no indica que tengan obesidad ya que la Secretaría mide con una tabla internacional”.

Citó como ejemplo que un ciudadano que mide 1.80, puede pesar 72 kilos y no tiene mayor problema; sin embargo, para un policía esto puede convertirse en un problema ya que podría ser controlado por una persona de 55 kilos de peso en un forcejeo de más de 30 segundos.

Derivado de ello es que se podría considerar que muchos policías caen en el sobrepeso pero no es así, pues no pueden meter a elementos de seguridad dentro de una tabla de sanidad como a la población.

“Un policía debe de tener fuerza, resistencia y mucha consistencia, hay quienes se ven boluditos pero tienen resistencia para correr o controlar gente”, expresó.

Sin embargo, señala que entraron al programa denominado “Reta ¡Ya Bájale!”, impulsado por la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) además de realizar ejercicio diario.

Recordó que cerca del año 1999 cuando iniciaba el Sistema Nacional de Seguridad, se comenzó con las evaluaciones a policías y los resultados fueron complicados.

“No tanto por los resultados en sí, sino por el qué hacer o cómo atender el tema de obesidad que es un problema nacional”, reveló. Entre algunos problemas que presentan elementos de seguridad con sobrepeso destacan hipertensión y diabetes, a quienes se les extienden recomendaciones para combatir este tema o algún otro problema médico que presenten.

Subrayó que además de lo anterior, los policías que principalmente trabajan en la calle, tienen mucha actividad, sobre todo física.

Sin embargo, también cuentan con gente que si bien su labor es de exigencia física, es de gran experiencia en temas de vigilancia, registro de personal y policía cibernética, entre otras modalidades.

En cuanto al déficit de elementos, señaló que desde el punto de vista de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es alto; el organismo tiene una medida de 297 elementos por cada 100 mil habitantes.

Enfatizó que cumplir con ello no confirma que la ciudad sea segura, “algunas como las de Detroit cumplen pero eso no implica que sea segura”, dijo Mauricio Delmar.

Expone también que la media nacional está en 1.4 por ciento por cada mil habitantes, es decir, 140 elementos por cada 100 mil habitantes, en el caso de Hidalgo, está en 0.7 por ciento.

Pese a ello, destaca que en la entidad se ha podido contener en gran medida la delincuencia.

Señala que la seguridad es importante y que la SSPH tiene mucho qué hacer, para lo cual invita a la ciudadanía a apoyar con denuncias.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Policías reclaman abandono de familia de policía caído [Leer más]

Hay nuevo secretario de Seguridad Pública en Pachuca [Leer más]

Alcohol y volante, peligrosa combinación [Leer más]

Aplicarán operativo de seguridad en el Buen Fin [Leer más]

Recomendados