Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Viernes 14 de Diciembre 2018

Viernes 14 de Diciembre 2018

UnidadInvestigación
| | |

Doxey, flores para los fieles difuntos

Dificilmente acceden a hablar con la prensa. Foto: Especial Foto Capital Media
|
01 de Noviembre 2016
|
Este año para los de Doxey la cosecha fue buena; en una tarde de mitos y leyendas

En Doxey, ejido que pertenece a Tlaxcoapan, los comuneros difícilmente acceden a hablar con la prensa.

Cuando lo permiten, lo hacen bajo la advertencia de que su identidad no se revele, pues en esa zona, dicen, la gente vive con miedo.

Y es que la inseguridad que priva en la región de Tula se “democratizó”, lo mismo daña a los más acaudalados que a humildes campesinos.

Pese al miedo, los productores agrícolas salen cada mañana a trabajar la tierra.

Esta vez han cifrado sus esperanzas en el cultivo de la flor que se utiliza para las celebraciones de los Fieles Difuntos.

Los campesinos de Doxey, organizaron este año el Primer Festival de la Flor y las Catrinas, como actividad para promover la venta de cempasúchil, manita de león, nube y crisalia, las principales flores que durante tres meses fueron especialmente cultivadas para la celebración.

Cuando falta un día para la llegada de los fieles difuntos, una buena parte de la cosecha ha sido levantada, casi toda se ha vendido y la que aún está de pie, los campesinos esperan que no sea “golpeada” por el hielo que cae en las frías noches.

En la región que “baña” el distrito de riego 03, con aguas negras provenientes de la presa Hendó, 800 hectáreas son utilizadas para distintos cultivos y, de julio a octubre, se destinan para la producción de esa flor.

Lamentan que 120 hectáreas estén “muertas”; son las tierras que corresponden a lo que sería la refinería Bicentenario, un proyecto que jamás llegó, pero que tampoco permite que los terrenos vuelvan a ser cultivados.

A Doxey, compradores de distintos mercados llegaron para adquirir ramos, medios surcos y surcos enteros; los ingresos permitirán a los campesinos pagar la maquila de las tierras, un trabajo hecho por tractores, propiedad de los productores más acaudalados.

El mayor de los beneficios por su producción, lamentablemente no se queda entre los campesinos, se lo llevan los intermediarios que revenden la flor al menudeo en los centros de abasto, donde la flor se encarece hasta el 300 por ciento.

Las ganancias obtenidas, si es que el hielo no consume lo que está en pie, serán utilizadas para la próxima siembra, que tendrá que ser tal vez de menor valor y de menor riesgo, para evitar que el frío golpee los cultivos y con ello sus esperanzas.

Este año para los de Doxey la cosecha fue buena; en una tarde de mitos y leyendas, mujeres, hombres y niños, recogen sin maltratar, con una gran destreza, la flor que será llevada a los altares.

En su valiosa visión del cosmos, los oriundos de la comunidad dan gracias a los Fieles Difuntos, que esta vez fueron generosos con los campesinos.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Empieza sexenio de AMLO con periodista asesinado [Leer más]

Cada 14 minutos ocurre un delito en Ecatepec: SESNSP [Leer más]

Cinco creencias en torno al Día de los Muertos [Leer más]

Ecatepec, la ciudad con mayor percepción de inseguridad: Ine [Leer más]

Recomendados