Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Viernes 18 de Enero 2019

Viernes 18 de Enero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Disminuye demanda de productos para Día de Muertos

120 pesos cuestan los disfraces. Foto: Especial Foto Capital Media
|
01 de Noviembre 2016
|
Aseguran que cada año sus ventas se reducen considerable mente debido a la competencia desleal

La posibilidad de adquirir un disfraz alusivo a la celebración de Día de Muertos representa para los pequeños de casa una inmensa alegría y emoción que esperan a lo largo de 11 meses para portarlos dignamente y salir de sus hogares, lucirlos y pedir a sus vecinos, amigos y familiares la tradicional “Calaverita”.

Sin embargo, este tipo de tradiciones se han perdido, aseguran Brenda y Tania López Pérez, así como Rosa Sánchez, comerciantes de temporada que año con año instalan sus puestos en la Plaza Himno Nacional para ofrecer disfraces, calaveritas de plástico, calaveritas de azúcar y chocolate, papel picado, copal y demás productos que se adquieren para colocar ofrendas.

Ambas son dos jóvenes hermanas que narraron que desde hace 27 años sus antecesores se dedican a la actividad del comercio en este sitio donde ofrecen una amplia gama de disfraces, cuya venta actual califican como “regular”, pues aseguran que cada año sus ventas se reducen considerable mente debido a la competencia desleal que sostienen con las grandes tiendas comerciales.

Narraron a Capital Hidalgo que anualmente acuden a las fábricas para adquirir por mayoreo los disfraces que ofertarán a sus clientes durante dos semanas, tiempo que tienen permitido para ofrecer sus productos.

Argumentaron que sus precios son bajos, ya que la ciudadanía puede encontrar disfraces desde 120 a 135 pesos, los más económicos, y hasta 350 pesos los más caros y elaborados.

Señalaron que a pesar de que en la actualidad existen muchos y muy diversos personajes, los más solicitados son los de catrina, llorona, bruja, diabla o diablo y vampiro.

Las hermanas refirieron que son los menores de dos a 12 años quienes más acuden a escoger sus disfraces acompañados de sus papás, lo que significa que su trabajo también contribuya a fomentar costumbres y tradiciones del pueblo mexicano, como lo es el rendirle homenaje a la vida y a la muerte en estas fechas de Día de Muertos.

Al ser interrogadas sobre si terminan toda su mercancía en estos 14 días, las comerciantes precisaron que no, que la mercancía que les sobra la empaquetan y la guardan durante un año hasta que se acerque la celebración para poderla exhibir de nueva cuenta, mientras tanto sólo logran sacar su inversión y una mínima ganancia producto del esfuerzo que realizan todos los días al abrir desde temprana hora y cerrar sus puestos hasta muy tarde.

Por su parte, Rosa Sánchez, quien tiene una trayectoria como vendedora por más de 35 años, aseveró que sus ventas han ido a la baja, que cada año son más los que se dedican a ofrecer productos de este tipo y que muchos de ellos son jóvenes que han desertado de la escuela y que encuentran en este tipo de comercio una opción para llevar algo de dinero a sus hogares; además de las grandes cadenas comerciales que también venden productos típicos de cada temporada.

Destacó que la colocación de la ofrenda y los altares es una tradición que se ha perdido, al igual que el “pedir calaverita” por parte de los niños, ya que la ciudadanía argumenta que es por cuestión de seguridad que no les permiten salir de sus hogares.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Puente vacacional deja saldo rojo [Leer más]

Iluminan con cientos de velas celebración del Xantolo [Leer más]

Qué es la manea y por qué ni AMLO se resiste a ella [Leer más]

Al “tope” ocupación hotelera en la Huasteca por el Xantolo [Leer más]

Recomendados