Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Martes 11 de Diciembre 2018

Martes 11 de Diciembre 2018

UnidadInvestigación
| | |

Denuncian afectaciones de salud por incineraciones en rastro

Foto: Especial Foto Capital Media
|
02 de Enero 2018
|
Trabajadores han tenido que quemar de manera improvisada las vísceras de los animales que ahí se sacrifican

Vecinos del municipio de Apan denuncian una afectación al medio ambiente y a la salud pública por parte de los trabajadores del Rastro Municipal de esta demarcación, los cuales han tenido que quemar de manera improvisada las vísceras de los animales que ahí se sacrifican, esto derivado de la falta de un incinerador.

Los inconformes señalaron que la forma en la que llevan a cabo el procedimiento para quemar las vísceras de los animales, no cumple con las medidas de higiene que establecen las autoridades en materia de salud, pues lo hacen de manera improvisada.

La gente señaló que cómo es posible que el Ayuntamiento no tenga presupuesto para adquirir el incinerador que hace falta en el Rastro Municipal y tenga subejercicios en varios rubros de la cuenta pública 2016 y 2017.

Los colonos afirmaron que lo que sucede en el Centro de Sacrificio no es culpa de los trabajadores e incluso ni siquiera del encargado del lugar, sino de la alcaldesa panista, María Antonieta de los Ángeles Anaya, quien sólo se ha preocupado por obtener importantes recursos económicos de la alcaldía, como lo fue su sueldo y no ha procurado atender las necesidades prioritarias de las distintas dependencias que conforman al Gobierno Municipal y que son las que en realidad satisfacen las necesidades de la gente.

Por su parte, el Saúl Mora Peralta, director del Rastro Municipal, argumentó que ante la falta del incinerador el personal ha tenido que quemar los órganos de animales sacrificados, que, según han detectado, son nocivos para la salud, con la finalidad de evitar que las personas consuman vísceras contaminadas.

Agregó que “los órganos que se detectan que están infectados los incineran en un bote metálico, con gasolina, pues las vísceras  que decomisamos se les practican una revisión visual, y si se observa algo extraño son decomisadas, ya que no se tiene un laboratorio para hacer los chequeos del animal vivo, se les hace ya muertos. Los que se han decomisado tienen unas manchitas de leche, que, a simple vista, no son recomendables para el consumo humano”.

Los pobladores dicen que esta forma de trabajar no es la adecuada, porque no se puede jugar con la salud de la población, la cual puede resultar perjudicada al consumir vísceras en mal estado o bien al respirar las bacterias que poseen los órganos que son quemados sin la precaución necesaria.

Aseguraron que esto no sólo se trata de un problema de salud pública, sino también de contaminación y falta de cuidado al medio ambiente, por lo que solicitan a las autoridades tomen cartas en el asunto.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Clausuran empresa por incumplir ley ambiental en Hidalgo [Leer más]

Peritos descartan riesgo en acuífero de Apan [Leer más]

Reserva de acuífero garantizada en Apan [Leer más]

Morena y PAN polemizan por Pueblo Mágico de Zimapán [Leer más]

Recomendados