Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Miércoles 26 de Junio 2019

Miércoles 26 de Junio 2019

UnidadInvestigación
| | |

Crece en Hidalgo atención médica por abortos: Ipas

Edén Torres Foto Capital Media
|
14 de Julio 2017
|
Mujeres van a la CDMX a realizar esta práctica

De acuerdo con el estudio más reciente de “Ipas México, Salud. Acceso. Derechos”, basado en datos de la Dirección General de Información de Salud, entre 2000 al 2014, se ha registrado una tendencia ascendente en la atención hospitalaria de abortos en el estado.

A inicios del periodo, se registraron tres mil 700 egresos, y durante 2014 se reportaron cuatro mil 498; este comportamiento se desarrolló a expensas de un aumento en los registros de la Secretaría de Salud (Ssa), que pasaron de mil 840 contra dos mil 863.

Entre 2002 y 2014 en Hidalgo se registraron 31 defunciones por aborto en mujeres de todas las edades, lo que representó tres defunciones en promedio cada año.

Del total de defunciones, 29 por ciento ocurrió en adolescentes, un rango superior al promedio nacional, que fue de 14 por ciento.

Durante 2014, en los hospitales de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) se atendieron a 29 mil 596 mujeres para recibir atención obstétrica, de las cuales, 13 mil 207 casos fueron partos, representando un 45 por ciento del total.

La segunda causa fueron los abortos, con dos mil 910 casos, es decir, 10 por ciento de la atención, seguida del tratamiento a enfermedad hipertensiva del embarazo con mil 54 casos, y hemorragia con 702 casos. Sin embargo, dichas cifras no incluyen datos sobre los hospitales de atención privada.

Durante ese mismo año, se atendieron por causas maternas a siete mil 186 mujeres menores de 20 años, representando 24 por ciento del total de egresos obstétricos, es decir, 29 mil 596 casos.

La mayor proporción de los egresos de los hospitales fue por parto único con tres mil 566 casos; la segunda causa se debió a los abortos, con 628 egresos, conformando el nueve por ciento del total.

Con base en datos del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), desde abril de 2007, fecha en que se despenalizó el aborto en la Ciudad de México, hasta mayo de 2016, 627 hidalguenses acudieron a interrumpir su embarazo de forma legal y segura para su salud.

Obligadas a migrar Julieta, una mujer de 34 años, originaria de Pachuca, expresó que haber abortado cuando tenía 20 años fue la mejor decisión que ha tomado en su vida. Relató que tenía 12 semanas cuando se practicó el legrado, “fue rápido, un viernes estábamos en la clínica, y el fin de semana lo pasé en cama con el pretexto de un fuerte dolor de estómago”.

“Luego del aborto, pensé que me sentiría mal; sin embargo, me sentí mejor, era como si me hubieran quitado un peso de encima, aliviada de seguir trabajando normalmente”, explicó con tranquilidad. Julieta, quien pidió omitir su nombre real para proteger su identidad, ha aprendido a vivir con una pregunta que nunca tendrá respuesta: ¿qué habría pasado si hubiera decidido tener un bebé a sus 20 años?, sin embargo, reconoce que no se arrepiente.

“Era muy regular en mis periodos, llevaba 10 días de retraso, le conté a mi novio y decidimos no tener al bebé. El problema era reunir los seis mil pesos que cobraban en la clínica para practicar el legrado”, rememoró.

Otro caso similar ocurrió con Lili, quien pidió ocultar su verdadero nombre para proteger su identidad, que al saber que estaba encinta decidió no tener al bebé, sin embargo, tenía el inconveniente de ser hidalguense, territorio donde el legrado todavía es ilegal.

Para cumplir con su deseo, tuvo que trasladarse a la Ciudad de México, donde recientemente habían despenalizado el aborto; así podría realizar el legrado de manera legal y con las condiciones necesarias para no poner en riesgo su salud.

“Fue en 2007, te pedían una dirección del Distrito Federal, una amiga me prestó un recibo de teléfono para acreditarla, en la clínica me hicieron una prueba de orina para confirmar el embarazo”.

“Dijeron que tenía ocho semanas, me entregaron dos pastillitas, dijeron que colocara una en la vagina y una más la tomara, y que me presentara al siguiente día. Esa noche tuve un sangrado como de menstruación”.

“Al siguiente día entré a quirófano, fue anestesia general y bloqueo, cuando desperté estaba en un cuarto y ya todo había pasado”, finalizó.

La mayoría de las mujeres se ven obligadas a migran a la Ciudad de México para interrumpir su embarazo sin las consecuencias legales que podrían enfrentar en sus lugares de origen.

“La criminalización del aborto no reduce su incidencia, pero sí aumenta el riesgo de muerte y de complicaciones para las mujeres”, afirma Bertha Miranda Rodríguez, de Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en Hidalgo (Ddser), tras exhortar a los legisladores a modificar las causales.

Por su parte, la organización GIRE ha dado acompañamiento jurídico a seis mujeres en Hidalgo; Isadora para practicarse un aborto, así como a Carmen, Carlota, Gloria y Norma de quienes el litigio continúa abierto, y de Patricia, el cual ya concluyó.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Llega al Congreso paquete presupuestal 2019 [Leer más]

Mercado de Pachuquilla permanece aún en remodelación [Leer más]

Pachuca alista la Expo Feria del Suéter [Leer más]

Montan operativo guadalupano en La Villita [Leer más]

Recomendados