Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Domingo 20 de Enero 2019

Domingo 20 de Enero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Concesionarios golpean la economía de choferes

Héctor Santoy Foto Capital Media
|
05 de Julio 2017
|
Conductores denuncian crecimiento de la inseguridad en colonias como Cuauhtémoc, Unión Popular, San Juan Pachuca y El Rosario

Usuarios y choferes de transporte público señalan que uno de los principales factores que afectan al servicio es el aumento en el precio de la gasolina, lo cual se ve reflejado principalmente en las tarifas de los taxis. Un taxista por turno debe pagar al “patrón” un promedio de 280 y 300 pesos, más un aproximado de 300 pesos de gasolina.

Mientras que una “combi” paga por turno entre 800 y mil 100 pesos, dependiendo de la ruta, más de 700 pesos de combustible aproximadamente, en ambos casos lo que se genere extra es la ganancia.

Margarito Sánchez Vite, chofer de taxi desde hace 22 años, explicó que el aumento a la gasolina ha afectado al gremio del servicio público, en su caso los taxis, y que refiere ha disminuido el índice de quienes usan este servicio tanto por el alza del combustible como por el número de taxis que hay actualmente.

Respecto a las cuentas que entregan a los “patrones” señaló que “que en ocasiones son muy altas” aunque al no tener una fuente de ingreso fija o regular se ven en la necesidad de aceptar las cuotas que solicitan los concesionarios, quienes además “no ofrecen ningún tipo de prestación a sus empleados”.

Sánchez Vite precisó que los pasajeros ya han hecho costumbre el preguntar primero a cuánto asciende la tarifa por determinado viaje, pero en ocasiones manifiestan su inconformidad pues consideran que el monto es demasiado elevado. Sin embargo, también reconoció que los conductores han tenido cierta responsabilidad en esta conducta, pues “se encajan” en los cobros a los usuarios.

No sale ni para la gasolina

Por su parte, Francisco Tomas Flores, también chofer de taxi, expuso que “lamentablemente hay días en los que la cuenta no sale”. Por lo que tienen que “poner de su bolsa”, ya sea para llenar el tanque de gasolina o bien cubrir la cuota requerida por el concesionario, así que en ocasiones trabajan una larga jornada sin sacar ganancias.

Además expresó que muchos taxistas se ven obligados a “hacer base” en determinados lugares para no gastar gasolina. En ocasiones, incluso hasta se tienen que parar donde hay placas de lugares prohibidos; sin embargo, tienen que hacerlo para evitar un gasto extra de combustible.

Los entrevistados coincidieron que pese a los altos precios de la gasolina, no recurren a la compra con “huachicoleros”, ya que muchas veces este combustible daña el vehículo y “sale peor”.

Por su parte, usuarios también manifestaron que consideran alto el costo de las tarifas en el estado. Como Juan Ríos, quien expuso que “aunque no hay punto de comparación, el costo de un viaje mínimo en Pachuca podría ser justificado por una mayor distancia en otra entidad”.

En el caso de las combis, el chofer Roberto Hernández Ríos, con 28 años de oficio, señaló que parte del mantenimiento (en algunos casos) y el alza de la gasolina, les afectó severamente por lo que la ganancia sólo les permite sobrevivir.

Indicó que aunado al precio del combustible, la tarifa para el patrón no se modifica, por lo que es necesario invertir más en su oficio y las ganancias son mínimas.

Hernández Ríos agregó que en algunos casos los servicios mínimos que requieren las unidades ya corren por cuenta del chofer como la compra de aceite o la pinchadura de una llanta, lo cual también representa un golpe directo a su bolsillo.

Destacó que antes del incremento al precio del combustible también se podían dar algunos lujos como “comer uno que otro antojo en puntos en específico dentro de su ruta”, pero hoy tienen que sacrificar ese gasto y llevar un “lunch o bien no comer”, para no gastar de más.

También refirió que hay mucha competencia entre rutas, que son los recorridos en lo que se encuentran adscritos, pues no tienen un paso libre como los taxis. Acusó que la delincuencia en barrios altos de la capital hidalguense igual es de considerar por lo que después de medio día los paran en algunos barrios para pedirles “para la caguama”.

Denunció que este fenómeno se da con mayor frecuencia en las colonias Cuauhtémoc, Unión Popular, San Juan Pachuca y El Rosario, por mencionar algunas. Además, los actos delictivos son más comunes en fines de semana por lo que hizo un llamado a las autoridades correspondientes para atender esta situación. Por su parte, los usuarios tuvieron otra recomendación.

Carlos Sánchez y Alfonso Rivera señalaron que los choferes de las unidades suelen ir a alta velocidad con el afán de ganar pasaje.

Estas “carreras” ponen en riesgo a los otros automovilistas y la integridad de los pasajeros que en muchos casos, van incluso parados dentro de las “combis”, como fue su caso, en la ruta Tilcuautla-Providencia.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Llega al Congreso paquete presupuestal 2019 [Leer más]

Mercado de Pachuquilla permanece aún en remodelación [Leer más]

Pachuca alista la Expo Feria del Suéter [Leer más]

Montan operativo guadalupano en La Villita [Leer más]

Recomendados