Capital Hidalgo
PUBLICIDAD
Viernes 18 de Enero 2019

Viernes 18 de Enero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Confirma Venezuela seis detenidos por atentado

Atentado. Foto: AP Foto Capital Media

AP

Autor
|
06 de Agosto 2018
|
El ataque contra Maduro fue realizado con drones y explosivos C4

Las autoridades venezolanas detuvieron a seis personas sospechosas de utilizar drones industriales cargados de explosivos en un intento fallido por asesinar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, confirmaron funcionarios ayer, en lo que un testigo describió como un ataque aterrador que sacudió su edificio de apartamentos.

Los atacantes utilizaron dos costosos drones DJI M600, equipados cada uno con un kilo de un explosivo conocido como C-4. Se suponía que uno de los drones debía atacar al presidente desde arriba mientras que el otro detonaría directamente frente a él.

Pero el plan fracasó cuando miembros de la seguridad presidencial, usando equipos electrónicos de bloqueo, lograron desorientar a los drones. Uno de los aviones no tripulados fue derribado y el otro se estrelló en un edificio de apartamentos a dos cuadras de donde Maduro daba un discurso ante cientos de militares que celebraban el 81 aniversario de la Guardia Nacional.

“Tenemos hasta ahora seis terroristas y sicarios detenidos”, declaró el ministro de Relaciones Interiores, el mayor general Néstor Reverol. El funcionario no descartó más detenciones en el futuro.

Un video visto por AP muestra un dron flotando en una calle residencial a dos cuadras de distancia de la céntrica avenida Bolívar y luego chocando contra un edificio, provocando un incendio. No se ve la explosión.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, declaró ayer que ambos aparatos –de uso industrial y que pueden soportar cargas pesadas– portaban aproximadamente un kilogramo de “explosivo denominado C4, capaz de hacer daño efectivo a un radio aproximadamente de 50 metros”.

Reverol indicó que las investigaciones “evidenciaron que se trata de un delito de terrorismo y magnicidio en grado de frustración”.

El ministro añadió que de los arrestados, uno tenía una orden de captura por su presunta participación en el asalto cometido en el fuerte militar Paramacay, uno de los principales del país, donde fallecieron dos personas y tres militares resultaron heridos el 6 de agosto de 2017. Otro de los capturados estuvo detenido previamente por participar en las protestas antigubernamentales de 2014 y en su momento le fue otorgado un beneficio de libertad procesal.

Otra testigo que vio un dron, Mairum González, dijo que oyó una explosión atronadora y, aterrorizada, corrió al balcón de su quinto piso. Dijo que el dron chocó contra el edificio; no vio ninguna explosión, pero sí vio humo oscuro.

La primera detonación “se escuchó tan fuerte que los edificios se movieron”, señaló González.

“Han intentado asesinarme”, afirmó Maduro horas después desde el palacio de gobierno.

El gobernante responsabilizó del atentado a la derecha venezolana e internacional y señaló de forma directa al presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia rechazó “enfáticamente” las acusaciones de Maduro en contra de Juan Manuel Santos, tras el fallido atentado.

“Resultan absurdos y carecen de todo fundamento los señalamientos de que el mandatario colombiano sería el responsable del supuesto atentado en contra del presidente venezolano”, señaló un comunicado de la cancillería colombiana.

En tanto, el ministro de Defensa de Venezuela rechazó el “acto terrorista”, destacando que el gobernante era el “objetivo central”.

“Ese atentado iba a descabezar a todo un Estado”, estaban todos los representantes del gobierno y el Alto Mando Militar”, dijo el general en jefe, Vladimir Padrino López, en una declaración difundida por la televisión estatal venezolana.

Tomados por sorpresa en pleno discurso, Maduro y su esposa, Cilia Flores, voltearon hacia el cielo y se estremecieron después de escuchar el sonido de una explosión que retumbaba en el aire.

Grupo anónimo

Un supuesto grupo anónimo se pronunció a través de una cuenta de Twitter para adjudicarse la autoría de la Operación Fénix, el nombre con el que identificaron el atentando contra Maduro.

“La operación era sobrevolar dos drones cargados con explosivo C4 y el objetivo era el palco presidencial, pero francotiradores de la guardia de honor derribaron los drones antes de llegar al objetivo.

Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy, pero es cuestión de tiempo”, afirmó el grupo.

Los “Soldados de Franela” aseguran que son un conjunto de “militares y civiles patriotas y leales al pueblo de Venezuela”, según el diario El Nacional.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Rusia seguirá apoyando económicamente a Venezuela [Leer más]

Fayad apoya Guardia Nacional y delegado federal [Leer más]

Autodefensas se integrarán a Guardia Nacional, afirma Mirele [Leer más]

Qué atribuciones tiene AMLO como jefe de las Fuerzas Armadas [Leer más]

Recomendados