Capital Hidalgo
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Deudas
Capital México

Deudas impagables por mal uso de tarjetas

SEGUIR LEYENDO V
Deudas impagables por mal uso de tarjetas Por Capital Digital Hace 5 meses

La deuda promedio de alguien que hace mal uso de su tarjeta de crédito es de 140 mil pesos; es decir, más de cinco mil pesos por arriba de la deuda promedio de los clientes a nivel nacional, de ahí que 62 por ciento de los clientes en 2017 marcó dicha causa como su más grande error financiero.

La reparadora de créditos en México, Resuelve tu Deuda, destacó que los hábitos en el uso de las tarjetas de crédito son situaciones previsibles y corregibles que dependen más de la educación financiera del usuario y del grado de entendimiento que se tiene sobre el método de pago.

Kathy Quintero, vocera de la plataforma y experta en finanzas personales, señaló que algunos de los errores más comunes entre las personas que utilizan sus plásticos es hacerlo como un ingreso extra, lo cual afecta la percepción real de la capacidad de pago.

Dijo que otro error es pagar una tarjeta con otra, lo que puede causar un efecto “bola de nieve”, cuyo resultado sería una deuda aún más grande que la primera, así como adquirir plásticos sin contar con la disciplina en la capacidad financiera para mantenerlos bajo control.

Refirió que según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en la actualidad hay más de 25 millones de plásticos en circulación, lo que representa un aumento de cuatro por ciento con respecto a las cifras de 2016.

Una educación financiera, manifestó, puede ayudar a leer desde un estado de cuenta hasta entender qué significan conceptos como el Costo Anual Total (CAT) y sus implicaciones en el costo del crédito.

“La mayoría de los tarjetahabientes no adquiere y utiliza una tarjeta como resultado de una decisión meditada y dirigida a obtener un mejor rendimiento de sus recursos. Eso pasa cuando un individuo las recibe sin investigar primero, maneja más plásticos de los que puede financiar o no tiene un presupuesto; de esta manera sólo está desarrollando hábitos que lo dejan muy expuesto a un sobreendeudamiento”, advirtió la experta.

Mala administración

Asimismo, Quintero comentó que la mala administración financiera es la principal causa del endeudamiento entre los mexicanos, toda vez que 62 por ciento de las personas que buscan ayuda en las reparadoras de crédito llega por este motivo.

La reparadora de crédito destacó que en cuestión de deudas, los hombres representan más de la mitad del porcentaje, lo que refuta el mito de que las mujeres son más propensas a endeudarse por sus hábitos de compra.

Señaló que eventos extraordinarios, como la reducción de ingresos, afectan la estabilidad económica de las personas, lo que los lleva a los impagos.

“Este motivo afecta a dos de cada 10 clientes de la reparadora de crédito y está generalmente asociado a perfiles laborales de salarios irregulares como comerciantes, arrendadores y freelancers, entre otros”.

Señaló: “Hay personas a las que les resulta difícil conocer su capacidad de pago cuando obtienen ingresos variables”.

Refirió que la pérdida de empleo es otra causa de endeudamiento, ya que 10 por ciento de los clientes de Resuelve tu Deuda llega por este motivo.

“Aquí se manifiesta la tendencia de que, a más edad, mayor es el número de deuda, ya que mientras los millennials desempleados suman adeudos por un monto promedio de 88 mil pesos, la generación baby boomer acumula 156 mil”.

De ahí que la especialista aconseja generar un fondo de emergencia, integrado por un monto de tres a seis veces el salario de la persona, para prevenir imprevistos que desajusten las finanzas personales y les orillen a utilizar tarjetas de crédito para cubrir su gasto corriente.

Finalmente, puntualizó que no saber cuánto se gana y en qué se gasta es un mal hábito que afecta todos los aspectos de las finanzas, y es probable que la situación se agrave cuando se adquiere un crédito.

MÁS ESPECIALES
Hongos, contra el cambio climático
Hace 2 semanas
Mujeres en transporte, ¿Por qué son pocas?
Hace 2 semanas
Beats en tutunaku
Hace 2 semanas